lunes, 21 de septiembre de 2015

Isabel de Austria, reina de Dinamarca


Nacimiento e infancia
Nació en Bruselas el 18 de julio de 1501. Fue la tercera hija de Felipe de Austria "el Hermoso" y Juana de Castilla "la Loca". Fue llamada así en honor a su abuela, Isabel la Católica. Fue reina de Dinamarca, archiduquesa de Austria e infanta de Castilla y Aragón. Se cuenta que Bruselas ofreció al archiduque Felipe cinco mil florines si su esposa daba a luz en la ciudad. Felipe accedió, por lo que Juana tuvo que emprender el penoso viaje. Aunque surgen dudas en torno a esta historia, ya que Isabel no era la primogénita y ya existía un hijo varón. Convivió poco con sus padres, pues ella tenía un año de edad cuando Juana y Felipe partieron a Castilla para ser proclamados príncipes de Asturias. Aunque sus padres regresaron a Flandes en 1504, su abuela Isabel falleció ese mismo año, por lo que Juana y Felipe tuvieron que volver a Castilla en enero de 1506. Isabel de Habsburgo no volvería a verlos, pues su padre murió poco tiempo después en Castilla y su madre fue recluida en Tordesillas hasta su muerte en 1555.

Carlos, Leonor e Isabel.


Isabel fue educada en Malinas junto a su hermano, el futuro emperador Carlos V, y sus hermanas, Leonor y María. Su formación fue supervisada por su tía, Margarita de Austria, gobernadora de los Países Bajos. Se conocen muy pocos datos a cerca de su educación, aunque ésta debió ser esmerada; la joven princesa dominó a la perfección tanto el alemán como el francés, que era el idioma oficial de la corte. Poseía una amplia cultura y era excelente amazona. 

Isabel de Habsburgo destacaba por su elegancia y belleza. Su carácter se describe como encantador. Se decía que Isabel era la más bella entre sus hermanas, con ojos claros, cabellos rubios y rizados, piel blanca y talle fino. Ella logró conquistar al pueblo danés con su belleza, cultura y corazón compasivo. Y era inteligente, pues pronto aprendió a hablar danés.

Matrimonio


Cristián II de Dinamarca e Isabel de Austria


Cuando Isabel era muy joven se iniciaron las negociaciones para concertar su matrimonio con el rey de Dinamarca y Noruega, Cristián II (1513-1522), también aspirante de la corona de Suecia por herencia de la Unión de Kalmar. Los Habsburgo pretendían un vínculo con los países nórdicos. El rey escandinavo solicitó en un principio la mano de Leonor, la mayor de las archiduquesas, pero se decidió reservar a Leonor para mejores alianzas. Al parecer, a Isabel no le desagradaba la idea de aquel matrimonio, partiendo a su nuevo país con ilusión. 

La boda tuvo lugar por poderes el 11 de junio de 1514, en Bruselas, luego en Dinamarca, el 12 de junio de 1515. La dote de 250.000 florines no llegó a pagarse nunca en su totalidad. Se cuenta que, a pesar de su tierna edad, Isabel se enamoró perdidamente de su esposo a través de un retrato, y ya al año siguiente quiso trasladarse a su nuevo país. El matrimonio no comenzó del todo bien, ya que eran frecuentes las infidelidades del monarca y la situación del reino era tensa. El rey Cristián II no era el mejor candidato para la bella Isabel. El rey era veinte años mayor y presentaba un carácter con tendencia a la violencia. Además, el esposo de Isabel tenía una amante, Dyveke Sigbritsdatter, cuya madre, Sigbrit Willom, controlaba la corte danesaLa situación mejoró tras la muerte de la amante del rey en 1517. Se cree que Dyveke fue envenenada por ordenes del emperador Maximiliano, el abuelo de Isabel. Es poco probable que el envenenamiento fuera ordenado por la propia Isabel, dado el carácter de ella.


Los reyes de Dinamarca tuvieron seis hijos:
  • Hans (Juan en castellano), príncipe de Dinamarca. Nacido en septiembre de 1518.
  • Maximiliano y Felipe, nacidos el 4 de julio de 1519, dos gemelos que murieron en la infancia. Felipe murió poco después de nacer y Maximiliano sobrevive un año.
  • Dorotea, la cual contrajo matrimonio con Federico del Palatinado.
  • Cristina, casada con el duque de Milán.
  • Un hijo varón (1523)
Príncipe Hans de Dinamarca

Posible retrato de Dorotea de Dinamarca

Cristina de Dinamarca, duquesa de Milán

Tras la muerte de Dyveke, la relación de Isabel con su marido mejoró, llegando a ser nombrada regente durante las ausencias del rey. Ella llegó a ser un gran sostén en la peor etapa de la vida de su marido.

Reina de la Unión de Kalmar


Cuando ya parecía que no había obstáculos en la vida conyugal de los reyes, surgieron otros problemas. En este caso fueron de carácter político. En 1520, Cristián se convirtió en rey de Suecia. Sin embargo, Isabel nunca pisó suelo sueco.  Cristián consigue la corona de Suecia por la fuerza, provocando una masacre conocida como "el Baño de sangre de Estocolmo". Con este suceso, Cristián fue apodado "el tirano". El rey entabló contacto con partidarios de la Reforma, seguidores de la doctrina de Lutero. 

Las continuas guerras auspiciadas por Cristián II contra Suecia, y los crecientes tributos que mandaba recaudar para mantenerlas provocaron la sublevación en todo el territorio de su reino. Llegó a tal punto la rebelión  que Cristián II fue mandado al exilio, permitiéndose que Isabel y sus hijos permanecieran en la corte. La ex reina respondió en latín: ubi rex meus, ibi regnum meum; donde esté mi rey, está mi reino. Siendo así, Isabel abandona Dinamarca en compañía de sus hijos: Hans, de cinco años, Dorothea, de dos, y Christina de apenas uno. Sufrió un aborto a causa de este disgusto. 

¿La Habsburgo luterana?
Isabel fue enterrada en un templo católico, pero en alguna ocasión recibió el viático bajo las dos especies, a la manera luterana.  Lutero escribió al respecto:

Esa dama de sangre real y auténtica Reina, Isabel, esposa del Rey danés, ha dejado esta vida mortal, según me escribe el rey Cristián en persona, pero murió con fe fuerte, habiendo antes recibido la Cena del Señor en la forma prescrita por el mismo Cristo, y resistió a todas las presiones, vehementemente ejercidas por los nobles, para que regresara a la religión papista. De tal manera eleva a veces Cristo al cielo, por su gracia salvadora, hasta a una Reina.1

Según la principal obra de consulta biográfica de Dinamarca, el Dansk Biografisk Lexikon, Cristián II le envió a su propio pastor, el luterano Jens Mikkelsen Møenbo, para que la asistiera en el lecho de muerte, pero se dice también que recibió la extremaunción católica. Cristián le escribió a Lutero en carta secreta que la había recibido estando ya inconsciente. Sin embargo, hubo testigos que dijeron que Isabel había dicho explícitamente que moría “en la Fe de la Santa Iglesia”. A pesar de tantos testimonios historiográficos del luteranismo de Isabel, no parece que se puede concluir que lo fuera en realidad. Está claro que tanto Isabel como su esposo Cristián mantuvieron una relación personal con Lutero. Parece también fuera de duda que en una ocasión (1524) Isabel recibió la comunión a la manera luterana. 



Sin embargo, el testimonio del propio Lutero, del cual dependen las afirmaciones posteriores de la historiografía, no es en modo alguno decisivo, por dos razones: En primer lugar, porque este texto de Lutero está escrito, como la mayoría de los suyos, en un momento en que el luteranismo no estaba aún bien afianzado en Europa, y la discusión teológica y política estaba en pleno vigor. Por lo tanto, en ese ambiente, el poder presentar al mundo la conversión de una reina del catolicismo al protestantismo (o a la religión evangélica, por utilizar la terminología de los Reformadores), que además era nada menos que la hermana del Emperador católico, revestía evidentemente sumo interés para su causa: la fuente es, pues, tendenciosa en alto grado. En segundo lugar, el propio Lutero afirma que la información sobre la confesión de fe luterana de Isabel en su lecho de muerte, mediante la recepción de los sacramentos a la manera luterana, proviene del rey Cristián II, un rey cuya actitud respecto al luteranismo fue cambiando según la actitud que adoptaron sus rivales, los reyes usurpadores Federico de Dinamarca y Gustavo I de Suecia. 

A favor del catolicismo de Isabel está, además, la tradición unánime de la casa de Habsburgo, también en sus retratos, donde con frecuencia aparece Isabel con su hijo Juan en la iconografía clásica de la Virgen María con el Niño Jesús en brazos. La representación pictográfica de reinas en la iconografía clásica de la Virgen María, especialmente como Maria Regina, con su hijo en brazos, es muy propia de la época. 
Por otra parte, la reina pasó los últimos meses de su vida en el convento-fortaleza de Zwynarde, donde no cuadra muy bien la presencia de un ministro luterano para darle los últimos sacramentos. Además, fue enterrada según el rito católico en un templo católico, sus hijos quedaron al cuidado de su tía (católica) Margarita en lugar del de su propio padre.

Últimos años y muerte
Las simpatías luteranas del rey danés no eran vistas con buenos ojos por los Habsburgo. Isabel solicitó ayuda a familiares y amigos para restaurar a su esposo en el trono. Su hermano, el emperador Carlos, se negaba a colaborar. En Berlín, Isabel conoció a Martin Lutero, cuyas ideas le simpatizaron. Esto hizo aún más difícil que las monarquías de Europa le prestaran apoyo. 



La salud de Isabel se fue quebrantando. En 1525 regresaron a los Países Bajos. La cura de baños en Augsburgo ayudó, aunque no sería por mucho tiempo. A finales de ese año, los reyes deciden viajar a la localidad de Zwijnaerde, cerca de Gante. En enero de 1526 escribe una carta a su tía Margarita, pidiéndole que no abandone a sus hijos y a su esposo. 

El 19 de enero de 1526, muere la joven Isabel. Fue enterrada en la Iglesia de San Pedro de Gante. Muchos años después, sus restos fueron trasladados a Dinamarca, donde fue enterrada junto a su esposo en la cripta real de Odense. 



Fuentes:
Peix Geldart, Benito. (2012). Isabel “La Luterana”. Diciembre 12, 2017, de Dialnet Sitio web: http://arteysociedad.blogs.uva.es/files/2012/09/19-PEIX.pdf

1PFIZER, G. et al., The life of Luther with notices and extracts of his popular writings, Bristol: Society for the promotion of popular instruction, 1840, p. 90.

http://www.biografiasyvidas.com/

https://www.portalsolidario.net/

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Entradas relacionadas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...