sábado, 19 de octubre de 2013

Betsabé


Betsabé

Betsabé ha pasado a la historia como la mujer que cometió adulterio con el rey David. Ambos fueron culpables en su falta, pues sería muy injusto suponer que Betsabé lo tentó  La historia se sitúa en un contexto donde el rey David inicia la conquista de Jerusalén y poco a poco va logrando la unidad nacional a la que aspira. 



Un día, David, mientras su general Joab y el resto de soldados sitiaban la ciudad de Rabbá, se levantó de la siesta y se dispuso a pasear por el terrado de su casa para disfrutar de la bonanza del tiempo. La casualidad hizo que, desde allí, se viese la casa de Urías, soldado hitita, alistado como mercenario en el ejército de David, uno de los hombres importantes en el ejército de David. La mala fortuna hizo que viese a una mujer hermosa bañándose y se quedó prendado de ella. David pregunto quién era aquella mujer y le dijeron: "Es Betsabé, hija de Eliam, mujer de Urías el hitita". Mando a llamarla y se acostó con ella. 


El baño de Betsabé

Poco después, Betsabé le comunica a David: “Estoy encinta”. Esto propició el desastre para el rey David quien, intentando ocultar su indiscreción, acabó por cometer un  crimen aún mayor: envió a Urías el Hitita a una muerte prematura en el campo de batalla. Betsabé lloró la muerte de su esposo y al poco tiempo David envió de nuevo por ella y la convirtió en su esposa. Estos actos no fueron del agrado de Dios quien envió al profeta Natán a reprochar al rey David sus fechorías. 

El rey David con Urías el hitita

Para tratar de que David entre en razón y reconozca su culpa, el profeta Natán quien, con la célebre parábola del hombre rico que roba al pobre la única oveja que tenía, hace que David se arrepienta al fin:

“Llegó un viajero a casa del rico; y éste, no queriendo tocar a sus ovejas ni a sus bueyes para dar de comer al viajero que a su casa llegó, tomó la ovejuela del pobre y se la aderezó al huésped”. Encendido de cólera David fuertemente contra aquel hombre dijo a Natán: “¡Vive Yavé que el que tal hizo es digno de la muerte y que ha de pagar la oveja por cuadruplicado, ya que hizo tal cosa sin tener compasión!” Natán dijo entonces a David: “¡Tú eres ese hombre!” (2 Sam, 12, 4-7).


Como castigo Dios le quitaría la vida al hijo que éste había tenido con Betsabé y ni las súplicas de David ni sus plegarias conseguirían salvar la vida de su hijo quien murió llegado el séptimo día de su nacimiento.


David y el profeta Natán

 David, contra lo que se pensaba, (2 Sam, 12, 18), reacciona de manera serena:


“Cuando aún vivía el niño, ayunaba y lloraba diciendo. ¡Quién sabe si Yavé se apiadará de mí y hará que el niño viva! Ahora que ha muerto, ¿para qué he de ayunar? ¿Podré yo volverle la vida? Yo iré a él, pero él no vendrá ya más a mí” (12, 22-23).


Mientras, la vida en palacio sigue y David se vuelca en Betsabé que vuelve a quedarse embarazada y esta vez da a luz a un niño al que llamarán Salomón. De esta manera, Dios perdona a David, ya que Salomón será el heredero de la corona, pese a que tenía otros hermanos del resto de las mujeres de su padre.



Lo primero que se piensa sobre Betsabé es que se trata de una mujer pasiva e imprudente, se podría decir. Es cierto que fue David quien propicio el pecado, pero Betsabé tampoco da muestras de que intento oponerse a las pretensiones del rey. También podría ser que ella no se atrevió a negarse por lo mismo de que David era su rey. Hay quienes se plantean la duda acerca de: ¿Porqué Betsabé se bañaba en un lugar donde sabía que podía ser vista? Ese fue el primer error de Betsabé. Pero hay que recordar que mientras los soldados estaban en el campo de batalla, David se quedó a descansar en su palacio. Probablemente la mujer se baño despreocupadamente, pensando que no había ningún hombre que pudiera verla. Si David hubiera ido a acompañar a sus soldados, no habría tenido oportunidad de visualizar desnuda a Betsabé. También me pregunto si Betsabé sabía algo acerca de los planes del rey para matar a Urías. 





Fuentes:
www.centrorey.org
http://www.islabahia.com/

viernes, 18 de octubre de 2013

Jezabel, reina de Israel



A principios del siglo IX a.C nació una princesa fenicia llamada Jezabel. Su padre el rey Etbaal, fue sumo sacerdote del dios pagano Baal. Jezabel fue criada en Tiro y Sidón, inculcándosele una educación propia de los reyes de Fenicia y rodeada de lujos. Ella debió haber aprendido varios idiomas y también haber conocido las costumbres de los pueblos vecinos. En la Biblia no se menciona su niñez ni tampoco se sabe quien fue su madre o si tuvo hermanos. 



Mientras Jezabel se criaba en Fenicia, Israel coronaba a un antiguo comandante llamado Omrí. Este monarca trasladó su capital de Siquem y Thersa a Samaria y comenzó la construcción de su palacio (I Reyes 16,24)«Y compró el monte de Samaria de Semer por dos talentos de plata: y edificó en él, y llamó Samaria el nombre de la ciudad, que fabricó allí, del nombre de Semer dueño del monte». 



Además de sus proyectos de edificación, Omrí quería mantener la paz y estableció alianzas con sus vecinos. La más importante fue con Fenicia. Por aquel entonces, los fenicios necesitaban extender sus rutas comerciales por tierra, e Israel ansiaba tener un acceso hacía la costa para reforzar los intercambios comerciales con las ciudades de la costa de Canaán. Omrí concertó un matrimonio de conveniencia entre su hijo Ajab y la princesa Jezabel. Estos matrimonios políticos eran frecuentes.


Sin embargo, en la Biblia, la alianza de Omrí con Fenicia fue sumamente criticada: « Y Omrí hizo lo malo delante del Señor, y obró más inicuamente, que todos cuantos le habían precedido.» (I Reyes 16,25) Cuando Omrí murió, su hijo Ajab le sucede en el trono y se casa con Jezabel, la cual pasa a convertirse en reina de Israel. 

Ajab y Jezabel

Ajab construyó más al Norte, en el valle de Jezrael otro palacio al que posteriormente se trasladaron. Mientras que el rey estaba inmerso en los asuntos de Estado, Jezabel se ocupaba de adorar a sus dioses de Fenicia, construyendo templos para las deidades extranjeras en el corazón de Samaria (1 Reyes 16,32-33):«Y erigió (Ajab) un altar a Baal en el templo de Baal, que había edificado en Samaria, y plantó un bosque (una Ashera).» 


Durante unas excavaciones llevadas a cabo cerca de Samaria, se hallaron restos de un templo dedicado a Astoret construido durante el reinado del rey Ajab. Cerca del lugar se encontraron recipientes con restos de bebés. Este descubrimiento comprueba que la adoración a Baal y a Astoret era común en Samaria en tiempos de Jezabel. 



Esto causó disgusto en los líderes religiosos de Israel, quienes veían que esta mujer influía negativamente en Ajab. El empeño de Jezabel en adorar al dios Baal e introducir sus ritos de culto, entre los que se encontraba la prostitución sagrada, fue para los devotos israelitas una abominación. En pocos años los israelitas se habían convertido al paganismo y Jezabel se había convertido en una amenaza para los profetas de Israel.



La oposición pública de los profetas contra Jezabel fue reprimida duramente por la reina. Para mayor crispación, Jezabel trajo 450 sacerdotes para servir al ídolo de Baal y 400 para servir Astoret. Los alimenta y les da alojamiento con dinero público. El levantamiento popular comienza a tomar cuerpo. Los profetas de Israel clamaron públicamente contra ella y ella mandó asesinarlos. Se había convertido en la enemiga de Israel.



En este momento la Biblia nos introduce un personaje salvador, un siervo de Dios que liberara a Israel de la idolatría: el profeta Elías.

Elías reconoce la amenaza que supone el creciente número de fieles a Jezabel y sabía que la reina había mandado asesinar a sus opositores. De seguir así, se extinguiría el culto a Dios. Lo primero que hace es dirigir su cólera contra Jezabel y profetiza una gran sequía en la región. (1 Reyes 17,1) «...no caera rocio ni lluvia en estos años, sino según la palabra de mi boca». Si la profecía se cumplía sería Dios y no Baal el verdadero dios que dirige la naturaleza y los fenómenos atmosféricos. Entonces llegó una sequía que duró tres años y medio y no habiendo cedido Jezabel, Elías reta públicamente en el monte Carmelo a los 450 profetas de Baal y a los 400 sacerdotes de Astoret, que estaban al mando de la reina.

El profeta Elías


La Biblia cuenta con detalle este duelo: Los sacerdotes de Baal cogen un buey y lo ponen sobre leña, e invocan a su dios, pero la pira no se enciende por si sola. Elías edifica un altar a Dios, pone sobre la leña un buey y orando cae un fuego que devora el holocausto. El pueblo queda convencido de que Jehova es el verdadero Dios y Elías manda matar a los profetas de Baal.



Enseguida que Jezabel tuvo noticias de lo sucedido, condena a Elías a muerte. A Elías no le queda más remedio que huir al monte Horeb. Elías había conseguido dividir religiosamente al pueblo, pero necesitaba un militar que acaudillase la revolución contra la reina.



En ese periodo los sirios atacaron, el rey Ajab fue a la guerra, y Jezabel se hizo cargo del trono. Finalmente Ajab pacta con los sirios para enfrentarse a los asirios y la paz vuelve provisionalmente a Israel. La narración bíblica continua con un último episodio dramático que será crucial para el fatal desenlace. El rey Ajab, mucho más mayor de edad que su esposa, desea una viña contigua a su palacio de Jezrael, que es de propiedad de Naboth.




Ajab le ofrece al dueño otra viña mejor o el dinero que le pida, pero Naboth se niega. Ajab se deprime y todo el palacio se da cuenta. El rey le cuenta su frustración a su mujer y Jezabel le asegura que ella le conseguirá la viña de Naboth. Jezabel se disgusta por la debilidad del rey en un asunto interno o administrativo; teniéndose en cuenta que Ajab era el rey de Israel y que ella conocía como debía actuarse en fenicia en estos casos. Jezabel escribió una carta en nombre de Ajab, y la selló, y luego la envió a los ancianos y principales que había en la ciudad de Naboth y que moraban con él. (1 Reyes 21,8). En la carta les ordenaba que inculpasen a Naboth por traición y que lo condenasen a muerte. Sus órdenes se cumplieron, lo apedrearon y lo mataron. 


Sello de Jezabel

Entre los hallazgos aparece el sello que tiene inscritas las letras “JZBL”. Según la Biblia, Jezabel estaba perfectamente familiarizada con el proceso de sellar documentos con un sello.

La conspiración contra Naboth había dado resultado. Jezabel había levantado su mano contra un inocente y aquello hizo volver al profeta Elías. Jezabel aparece en la Biblia como una déspota, que haría cualquier cosa por mantener su autoridad y hacerse con el reino. Sin embargo, los detalles de la historia no siempre nos muestran la realidad tal y como nos lo cuenta la Biblia. Incluso nos podemos preguntar si la propia Jezabel fue víctima de esa conspiración. Elías, ya había convencido a Jehú, un general del ejército de Ajab, para que se rebelase contra la actual monarquía y acabase con Jezabel. Todo era cuestión de tiempo.


Tras la muerte de Naboth, el rey entró en su viña y Elías salió a su encuentro. Lo que entonces hace Elías es tirar sobre él y Jezabel una terrible maldición: «Mataste y además poseíste. En este lugar, en que lamieron los perros la sangre de Naboth, lamerán también la sangre tuya» (1 Reyes 21,19) y de Jezabel dijo: « Los perros comerán a Jezabel en el campo de Jezrael», «Si muriere Ajab en la ciudad le comerán los perros, y si muriere en el campo, le comerán las aves del cielo.»



Posteriormente a este acontecimiento Siria rompe su alianza con Israel y Ajab vuelve al campo de batalla, pero esta vez muere en la guerra, herido gravemente por una flecha que le atraviesa entre el pulmón y el estómago. Tras la muerte de Ajab, le sucede su hijo Ocozias, pero a los dos años muere y Joram, su hermano menor, le sucede al trono pero es Jezabel quien en realidad reina. La muerte de Ajab fue el principio del golpe de estado contra la casa de Omrí. El general Jehú aprovecho la oportunidad y se hizo con las tropas, mató a Joram, y encabezó una revolución para hacerse con el reino de Israel. Jehú se encaminó al palacio de Jezrael.



Hay un diálogo entre Jehú y Joram que marcará para siempre a Jezabel a lo largo de la historia como una prostituta. En 2 Reyes 9, 22. Aquello convirtió a Jezabel, la reina más demonizada por la Biblia, en una prostituta. Pero la arqueología nos dice que esta reina no fue lo que la Biblia denuncia. Jezabel fue una patriota fenicia, una mujer fiel a sus propios ideales, que siguió las enseñanzas de su padre y lucho por sus creencias, sin importarle las consecuencias. Fue una mujer fuerte y valiente, contracorriente, que quiso instaurar el culto de sus dioses en un país extranjero. 


Su muerte, cruelmente descrita en la Biblia, es un drama histórico, pero que tuvo consecuencias nefastas para el reino. La Biblia dice que cuando Jezabel oyó que Jehú había entrado en Jezrael, se pintó los ojos con alcohol, y se adornó la cabeza, y salió a la ventana para insultarle. Se había maquillado para morir dignamente y enfrentase a la muerte con valentía.


Las excavaciones en las ruinas del palacio de Samaria, realizadas por la Universidad de Harvard, mostraron una habitación en la que se descubrieron pequeñas cajas de piedra con las que Jezabel mezclaba sus cosméticos. Las cajas tenían varios pequeños agujeros en los que depositar colores y un hundimiento en medio realizar la mezcla. Así como también se encontró una habitación donde se almacenaban los objetos de marfil. 


Muerte de Jezabel


Jehú, mandó a unos eunucos que la tiraran desde su ventana y (2 Reyes 9, 33-37) «quedó salpicada la pared con la sangre y pisáronla los pies de los caballos» «Y habiendo entrado para comer, y beber, dijó (Jehú): Ir a ver a aquella maldita, y enterradla, que al fin es hija de rey».

La reina más odiada de Israel había caído, pero su muerte traería consecuencias nefastas. Fenicia y otras naciones, impactados por el asesinato de Jezabel, rompieron la alianza con Israel y retiraron sus relaciones comerciales. Muy pronto Siria conquistó gran parte del reino del Norte. El reino de Israel se estaba acercando a su fin inevitable, su destrucción.



Fuentes:

http://www.arqueologos.org
www.biblehistory.net

martes, 15 de octubre de 2013

El amor cortés durante la Edad Media




El amor cortés durante la Edad Media fue practicado en las cortes de toda Europa. Existían reglas muy estrictas con respecto al amor cortés. Este se realizaba independientemente del estado civil. Por ejemplo, era común que una mujer casada diera una prenda a un caballero de su elección durante el torneo. Como ya se ha mencionado, el amor cortesano tenía reglas que se encargaban de que la relación no llegara a un extremo delicado. Un ejemplo bien conocido es el que se describe en la leyenda del rey Arturo, donde la reina Ginebra se enamora de sir Lancelot. Muchos de estos romances ilícitos fueron alimentados por el arte del amor cortés. 

Se cree que el amor cortés surgió en Aquitania, en Francia durante el siglo XII y posteriormente se extendió a otros países europeos. Esta practica se desarrollo de los años 1300 al 1500. Durante este período los matrimonios fueron arreglados y tenía poco que ver con el amor. 

Las reglas del amor cortés 
Las siguientes reglas y elementos del amor cortés en la Edad Media fueron escritos en el siglo XII por el francés Andreas Capellanus:

  • El matrimonio no es una excusa real para no amar
  • El que no tiene celos, no puede amar
  • Nadie puede ser obligado por un doble amor
  • Es bien sabido que el amor es siempre creciente o decreciente
  • Los niños no aman hasta que llegan a la edad de la madurez
  • Cuando un amante muere, se requiere una viudedad de dos años, por parte del superviviente.
  • Nadie debe ser privado de amor sin la mejor de las razones
  • Nadie puede amar si no es impulsado por la persuasión del amor
  • El amor es siempre un extraño en la casa de la avaricia
  • Un verdadero amante no desea abrazar en el amor a nadie, excepto a su amada
  • Cuando se hace público el amor, rara vez perdura
  • La fácil obtención del amor hace que sea de poco valor, la dificultad de consecución lo hace preciado
  • Cada amante vuelve regularmente pálido en presencia de su amada
  • Cuando un amante de repente alcanza a ver a su amada, su corazón palpita
  • Un nuevo amor pone en fuga a un viejo
  • Solo un buen carácter hace que cualquier hombre sea digno de amor
  • Si el amor disminuye, se produce un error de forma rápida y rara vez se restablece
  • Un hombre enamorado está siempre preocupado
  • Los celos reales siempre aumentan el sentimiento de amor
  • Los celos, y por lo tanto el amor, se incrementan cuando se sospecha de su amada
  • Aquel a quien disgusta la idea del amor, come y duerme muy poco
  • Cada acto de un amante termina en el pensamiento de su amada
  • El amor puede negar nada al amor
  • Un amante nunca puede tener suficiente de los consuelos de su amada
  • Una presunción provoca a un amante sospechar de su amada
  • Un hombre que está atormentada por un exceso de pasión por lo general no le gusta
  • Un verdadero amante es constante y sin interrupción poseído por el recuerdo de su amada
  • Nada impide a una mujer ser amada por dos hombres o  un hombre por dos mujeres

El amor cortés en poemas y canciones


Ginebra y Lancelot

Los ideales del amor cortés fueron publicitados en los poemas, baladas, escritos y obras literarias de diversos autores de la Edad Media. Geoffrey Chaucer, el autor más famoso de la Edad Media, escribió historias de amor cortesano en su libro, Cuentos de Canterbury. El cuento del Miller describe el arte del amor cortés. Geoffrey Chaucer mostró el amor cortés de la guapa Blanca, la esposa de Juan de Gante. Mientras que su matrimonio con Phillippa de Roet fue visto como un buen partido pero práctico. Los juglares errantes y trovadores de la Edad Media cantaban baladas de amor cortesano y se esperaba que memorizaran las palabras de largos poemas que describían el valor y el código de caballería seguida por los caballeros medievales. Los mitos arturicos de la Edad Oscura ofrecen al rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda para fortalecer aún más la idea de un código de caballería.



En los comienzos el tono de los poemas era altamente erótico, incitado por la pasión carnal entre un hombre y una mujer. Con el paso de tiempo y la refinación de la técnica, esa relación entre ambos fue transformándose en amor, en un juego secreto entre una mujer y un hombre que llega a alcanzar el estado máximo de virtuosismo.

Eran unas composiciones poéticas escritas para ser cantadas por los trovadores, poetas que marchaban de pueblo en pueblo cantando las bondades y desdichas que provocaba el amor imposible, el que se daba entre una mujer casada y un caballero soltero. Es una copia de las relaciones de vasallaje de la sociedad pero entre hombre y mujer: un joven caballero, la mayoría de las veces célibe, se enamora perdidamente de una dama casada con el mismo o mayor rango social.

La dama siempre es descrita como una mujer muy bella e inteligente, capaz de embaucar con una simple mirada a cualquier hombre que tenga delante. El caballero, vasallo de su señor, quiere conquistar a la mujer por sus cualidades y no por la fuerza, como lo harían los plebeyos. Se humilla ante ella, que siempre toma de la decisión de aceptar o no su amistad y su amor. Ese "amor" que siente por la dama no es sino un fuerte deseo sexual alimentado por el reto que supone conseguir a una mujer que pertenece a otro hombre. Es por tanto un amor infiel.



Pero,¿llegaban a consumar la relación adúltera? Los trovadores no llegaron a ese punto sino que describían momentos que podían tener un doble significado, de los que no sólo era posible deducir ese encuentro sexual. Hoy en día la teoría que más fuerza cobra es aquella que los interpreta como encuentros platónicos.

Es el sentido de cortesía y caballería, de nobleza y vasallajes así como de servicio permanente y desinteresado, lo que induce a las clases altas a imponerlo como un código de conducta que llega incluso a modificar las reglas de comportamiento, del amor y de la visión de la mujer hasta el Renacimiento, debido a que la ubica en mejor condición y crea entorno a ella una obligación de trato similar a la que se la otorga en los poemas.



Fuente:
http://www.middle-ages.org.uk/courtly-love.htm
http://www.arteguias.com/

lunes, 14 de octubre de 2013

Isabel Howard, la madre de una reina consorte

Posible retrato de Isabel Howard. También se cree que es Ana Bolena pero para ilustrar la entrada pondré este.

Isabel Howard nació en 1480 (probablemente en el castillo de Arundel, en Sussex) en el seno de una prestigiosa familia ducal, los Howard. Su padre fue Thomas Howard, II duque de Norfolk, y su madre Elizabeth Tilney. Esta mujer es conocida por haber sido la madre de Ana Bolena y abuela materna de la reina Isabel I. Pero a pesar de eso, se sabe muy poco acerca de su vida. Isabel Howard descendía del rey Eduardo I y su esposa, Margarita de Francia. 


De joven, Isabel sirvió en la casa de su reina, Isabel de York y más tarde como dama de honor de Catalina de Aragón. Circularon rumores acerca de que un joven Enrique VIII mantuvo una relación con Isabel Howard. Incluso se empezó a murmurar que la misma Ana era hija del rey. Esta cuestión afectaría al futuro matrimonio de su hija Ana con Enrique. A causa de la relación con María Bolena (hermana de Ana), el rey solicitó una dispensa para poder casarse con la hermana de una mujer que había yacido con él. Nunca menciono a Isabel. Se dice que cuando se acuso a Enrique de haberse acostado con la madre y sus dos hijas, el rey respondió: "Nunca con la madre". 


Ana Bolena

María Bolena



Durante sus años en la corte, Isabel fue descrita como una joven atractiva. En algún momento entre 1498-1499, Isabel se casó con Thomas, un cortesano y diplomático que también servía en la corte de Enrique VII. Se ha especulado que el matrimonio de Isabel y Thomas pudo haber sido por amor, pues la realidad era que Bolena estaba por debajo del rango de Isabel. En 1520, Isabel acompaño a su marido en el Campo de la Tela de Oro. Según el mismo Thomas Bolena, Isabel estaba frecuentemente embarazada. Se cree que tuvo 5 embarazos, de los cuales solo tres de sus hijos sobrevivieron a la infancia. 
  • María Bolena 
  • George Bolena (más tarde vizconde de Rochford)
  • Ana Bolena, reina consorte de Inglaterra
En 1520 María Bolena fue casada con un caballero de la cámara privada, William Carey. Se cree que la relación de Isabel era más estrecha con Ana que con la mayor. Incluso permaneció en la corte cuando su hija se convirtió en reina. Aunque el nombre de la futura Isabel I se podría deberse a su abuela paterna, Isabel de York, también es probable que fuera puesto en honor a su abuela materna. 

No se tiene registro acerca de la reacción de Isabel cuando la desgracia cayó sobre su familia. Ana y George fueron ejecutados, su marido perdió sus títulos y su nieta fue declarada bastarda. Tampoco podemos saber si fue testigo de las ejecuciones de sus hijos. Sólo se sabe que se retiró de la corte y murió el 3 de abril de 1538. Fue enterrada en la capilla de la familia Howard en la Iglesia de St Mary, en Lambeth.

St Mary 


Es probable que haya habido un distanciamiento entre Isabel y Thomas después de la caída de los Bolena. Era costumbre que las mujeres fueran enterradas junto a sus maridos, pero en el caso de Isabel, ella esta enterrada en un lugar distinto al de su esposo. 



¿Como era Isabel Howard? ¿Que religión profesaba?
Los Howard eran una prominente familia conocida por su catolicismo. Isabel no habría sido la excepción. Pero también me pregunto, ¿qué pensaría Isabel acerca de la fe de su marido? ¿habría estado de acuerdo en que dos de sus hijos fueran educados según las enseñanzas reformistas? Era de esperar que se escandalizará por las tendencias reformistas de sus hijos, no obstante, no hay evidencia de que ocurriera, por lo que cabría imaginar que era tolerante en esa cuestión.



Aunque no quedo registrada la reacción de Isabel ante el romance de su hija con el rey, no parece que lo haya desaprobado. Más bien, parece que era una mujer poco interesada en la política, más adepta a la vida hogareña. Se sabe que acompañó a Ana en diversas ocasiones para salvaguardar la reputación de ésta. 


Se presentan algunos estereotipos de Isabel Howard:


  • La sumisa: El comportamiento de Isabel podría interpretarse como el de una mujer sumisa sin voz propia, que no opino ni contradijo los sucesos que la rodearon
  • Una madre severa y fría: En "The Other Boleyn Girl" (2003) Isabel ni siquiera llega a ser una madre afectuosa. Se muestra indiferente ante el dolor de su hija cuando esta es separada de Henry Percy

  • Una mujer prudente y abnegada: En "The Other Boleyn Girl" (2008) Isabel es más cariñosa con sus hijas y hace mención a un dato que se ha visto en biografías, acerca de que Isabel se encargó de la educación temprana de sus hijas. También demuestra ser más sabia que su esposo, al desaprobar la desenfrenada ambición de su familia. De hecho, en la película (por Kristin Scott, con una gran interpretación), Isabel dice haberse casado con Thomas por amor. 

  • La mujer que murió en 1513 y no en 1538: Hace tiempo que tenía la duda acerca de un libro de Jean Plaidy, que leí hace mucho. Se llama "la dama de la Torre". En este libro se daba a entender que la verdadera madre de Ana Bolena murió cuando sus hijos eran muy pequeños. La teoría de que los hermanos Bolena tuvieron una madrastra ha sido descartada por la mayoría de los historiadores. Lo más probable es que Isabel haya sido confundida con una hermana suya, que de hecho si murió de parto en 1513.
  • Amante de Enrique VIII: Cabe destacar que esta mancha sobre el nombre de Isabel Howard surgió cuando más se necesitaba: durante el proceso de divorcio y en la caída de los Bolena. Es posible que este rumor fuera difundido con el solo propósito de ennegrecer aún más la reputación de Ana Bolena. 
  • La madre cruel: En el libro de Philippa Gregory, Isabel es mostrada como una madre cruel y distante. Cuando Ana llama a su madre, Isabel le responde que la acompañará cuando el rey visite su cámara y después se va con su marido en la comitiva de Enrique VIII con los Seymour. 

sábado, 12 de octubre de 2013

Hace 521 años, el continente americano fue descubierto



A partir de las Cruzadas, en Europa se incrementó mucho el consumo de determinados artículos asiáticos como el marfil, el incienso, la seda y, sobre todo, las especias, que se usaban entre otras cosas para condimentar y conservar las carnes, y que habían llegado a tener un precio sumamente elevado. Los productos asiáticos llegaban por dos vías fundamentales a Europa. La primera era la llamada ruta de la seda, que iba por tierra de China al mar Negro, donde las mercancías se embarcaban a Constantinopla para ser recogidas por los navegantes genoveses. La otra ruta pasaba por el océano Índico y se bifurcaba: una tocaba Bagdad y Damasco, terminando en los puertos de Palestina, y la otra iba por el mar Rojo para llegar a Alejandría, donde sus mercaderías eran recogidas por los venecianos. 



La situación vino a agravarse con el avance de los turcos, quienes dificultaron y finalmente, con la caída de Constantinopla, controlaron por completo el comercio tradicional. El encarecimiento de los metales preciosos en Europa, también impulsaba a los navegantes a buscar nuevos caminos a los países de las especias. 


La caída de Constantinopla


Algunos instrumentos facilitaban directamente la navegación, como la brújula, instrumento chino llevado a Europa por los árabes. Instrumentos de una utilidad similar fueron el astrolabio y el sextante, que por la medición de la altura de los astros, permite determinar la posición del barco. Aparece la carabela, barco con tres palos para velas, mucho más navegante que las embarcaciones anteriores. 



En el terreno de las ideas geográficas, se crean otras premisas de las exploraciones: revive la idea, que ya habían tenido los griegos, de que la Tierra no es plana sino esférica. También se considera que un solo mar baña a Europa, África y la India. 

Sin embargo, habías muchas supersticiones en la época, que dificultaban las exploraciones. Se consideraba generalmente que la Tierra era plana y que en su extremo los barcos podían caer al infinito para no volver más. También se creía que existía una isla donde el diablo se llevaba las naves con todo y tripulantes, directamente al infierno. Había otras muchas ideas similares.

Mapa de Toscanelli


Cristobal Colón, probablemente de origen genovés, quiso encontrar la vía directa a las Indias, basándose en el mapa de Toscanelli. Propuso su idea del viaje al occidente a varios gobernantes, pero tuvo muchas dificultades para ser aceptado. Finalmente, a principios de 1492, firma las Capitulaciones de Santa Fe con los Reyes Católicos, que acababan de tomar Granada, último reducto árabe en España. Por medio de este acuerdo, los soberanos de Castilla y Aragón serían dueños de los países por descubrir y de la nueva ruta; apoyaban a Colón en su empresa dándole el permiso necesario, facilitándole algunos medios económicos y ayudándole a conseguir la tripulación. Colón recibió el título de "almirante de la Mar Océano", una participación en las ganancias de la empresa y el derecho permanente y hereditario a gobernar las tierras que conquistase. 


Cristobal Colón ante los Reyes Católicos


El 3 de agosto de 1492, sale Colón de Palos, España y, después de algunos incidentes, llega a la isla de Guanahaní en las Bahamas el 12 de octubre. Lleva a Espala la nueva de haber descubierto el camino occidental a la India, mucho más corto del que estaban buscando entonces los portugueses. En este primer viaje. Colón exploró algunas islas de las Antillas, sobre todo Cuba y "la Española" (Santo Domingo y Haití). Realizó otros viajes; el segundo a las Antillas menores, el tercero en que tocó Venezuela y el cuarto y último en que recorrió algunas tierras de América Central. Colón murió creyendo haber encontrado la India, sin sospechar nunca que había tropezado con un continente desconocido para los europeos, y que Asia estaba todavía muy lejos. 



La partición de las zonas de expansión y navegación entre Castilla y Portugal se acordó por el Tratado de Tordesillas (1494). Un meridiano situado a 370 leguas de Cabo Verde separó las dos zonas de influencia: la occidental para Castilla y la oriental para Portugal. De esta manera la costa africana y el actual Brasil quedaron en manos portuguesas, y el resto de América en manos castellanas.



El descubrimiento y la colonización de América, así como la ruta portuguesa, desplazan el comercio del Mediterráneo al Atlántico. Las antiguas ciudades mediterráneas pierden importancia y la adquieren en cambio las naciones con puertos en el Atlántico, como Portugal, España, Holanda, Francia e Inglaterra. Los nuevos mercados y la afluencia de metales preciosos impulsan el comercio y refuerzan a la burguesía, debilitando progresivamente a los señores feudales. 




Fuentes:

Brom, Juan (2007). Esbozo de historial universal. México: Grijalbo.


http://www.historiasiglo20.org/

viernes, 11 de octubre de 2013

Barbara Radziwill, Reina de Polonia



Fue en el siglo XVI cuando un rey polaco llamado Segismundo Augusto (1520-1572) de la dinastía de Jagellón se enamoró de Barbara Radziwill, una viuda aristocrática de Lituania. Su romance y precipitado matrimonio causo una profunda molestia entre el pueblo polaco, que consideraban a Barbara una mujer tachada de ramera e indigna de sentarse en el trono junto a Segismundo


El príncipe Segismundo
La ambiciosa reina Bona (madre de Segismundo Augusto) deseaba fortalecer la dinastía de Jagellón, pero los acontecimientos futuros pondrían fin a esas esperanzas. Segismundo Augusto fue un hombre apuesto, culto, instruido y religiosamente tolerante. Se podría decir que tenía un temperamento sexual

Segismundo I


Su primera esposa fue Isabel de Austria (hija de Fernando I de Habsburgo), una joven que no fue capaz de despertar deseo en su marido, además de que era epiléptica  Se casó con ella el 6 de mayo de 1543 en Cracovia. 


Isabel de Habsburgo


Segismundo Augusto poseía en alto grado la tenacidad y la paciencia que parece haber caracterizado los Jaguellones, y también tenía una destreza y finura diplomática que pudo haber heredado de su madre italiana. Segismundo Augusto mediaba entre la Iglesia católica y los protestantes sin alienar a la simpatía de cualquiera. 

Segismundo Augusto era un apasionado coleccionista de joyas. Poseía la espada de un sultán con valor de 16 000 ducados y 20 armaduras diferentes de uso privado. La posesión del rey incluye una rica colección de tapices, encargado por él en Bruselas en los años 1550-1560.


¿Quien era Barbara Radziwill?



Barbara Radziwill era aficionada a la moda y las joyas, especialmente las perlas. Era considerada una de las mujeres más hermosas de Europa: rubia con ojos oscuros, alta para los estándares de su época y delgada. También fue muy liberal y una seductora sofisticada, a quien se le atribuyen muchos amantes. 



Su madre era Barbara Kola y su padre Jerzy Radziwill. Se caso con el conde Stanislaw Gasztold, pero este matrimonio no duro mucho, pues tan solo poco tiempo después Barbara se convirtió en viuda. 




Cuando el período tradicional de duelo había terminado, Barbara comenzó a aparecer en la sociedad de nuevo. Segismundo conoció a Barbara durante un baile de 1543 en Vilnius. El príncipe de inmediato se enamoró de ella. Por desgracia, todavía estaba casado con Isabel de Habsburgo, quien murió en 1544. Hubo quienes murmuraron que la repelida mujer había sido envenenada por su suegra, Bona Sforza, mientras que otros afirmaban que Barbara había estado implicada. 


Barbara Radziwill


Segismundo no sufrió mucho por la muerte de su esposa. Incluso ordenó que se construyera una galería entre el palacio y la mansión de los Radziwill. Así, los dos amantes podían reunirse sin la interferencia indebida de los demás. La madre de Barbara animó estas citas. Al parecer, se dice que utilizo la magia negra para asegurarse la lealtad del príncipe a Barbara. Pero la realidad era que el príncipe Segismundo estaba muy enamorado. 




Los parientes de Barbara eran plenamente conscientes de la relación del monarca con la bella mujer. Y el romance entre el príncipe y Barbara fue una oportunidad para reforzar la influencia de la aristocracia del Gran Ducado en Cracobia, la capital del reino de Polonia. El príncipe Segismundo de seguro era consciente de que al casarse con Barbara provocaría un gran escándalo. Su madre no aprobaba el romance, pues consideraba a los Radziwill unos advenedizos. 


Segismundo y Barbara


El matrimonio clandestino tuvo lugar en Vilnius en 1547. Aunque era un secreto, pronto llegó la noticia a la corte real en Cracovia. La boda causo una indignación generalizada y la oposición de los padres del príncipe. Sólo se puede imaginar que la noticia fue un golpe, en particular para la ambiciosa reina Bona. 
Barbara pasó los primeros meses de su segundo matrimonio en una finca lejana de Dubinki. La corte real, la aristocracia polaca, y toda la familia de su esposo la odiaban. Barbara no pudo ver a su marido, y sólo podía intercambiar cartas con él. Los malquerientes anónimos acusaron de ser una mujer lujuriosa, de practicar magia negro y hasta de ser amante de su propio primo segundo, el "Radziwill negro". Ella sufrió un abortó y casi murió cuando un piso en una de las salas de repente se derrumbó - ya sea por accidente o no. Barbara empezó a temer por su vida. 

Bona Sforza


En 1548 el viejo rey Segismundo I murió y su hijo Segismundo Augusto se convirtió en el nuevo gobernante. Sólo entonces se atrevió a presentar a su esposa ante el senado del Gran Ducado. La aristocracia del Gran Ducado aceptó su matrimonio como un hecho. Sin embargo, los nobles polacos estaban furiosos. Algunos afirmaron que Barbara era una hija ilegítima de su difunto rey Segismundo el Viejo, por lo que su hijo está cometiendo un pecado horrible al unirse con su propia hermana. 



En 1548, se celebro una sesión de la Dieta polaca en la cual se desarrollo una batalla real entre el joven rey y los nobles. Como resultado, la nobleza no pudo convencer a Segismundo II de que dejara a Barbara. El estaba dispuesto a renunciar al trono con tal de quedarse con su esposa. Bona Sforza libró la batalla a su manera. Ordenó traer a una famosa bruja, Agazina, pero el plan falló. La bruja fue capturada y encarcelada. Agazina estuvo a punto de ser quemada cuando el rey la perdonó. 


La muerte de Barbara


Barbara Radziwill fue coronada el 12 de diciembre de 1550, pero la alegría del evento fue perturbada por la enfermedad de Barbara, que finalmente la llevó a la muerte seis meses después. Tenía 30 años. Durante su agonía, el cuerpo de la reina emitía un olor tan desagradable que nadie quería permanecer cerca de su cama. Nadie, excepto el rey, que estaba angustiado por su amada esposa. Es probable que Barbara haya muerto por un cáncer. En ese momento se especuló que había sido envenenada por Bona. 



De acuerdo con los deseos de la difunta reina, el rey llevó su cuerpo a Vilnius. El ataúd fue colocado en el sótano de la catedral de la ciudad. Durante el mes de recorrido, el rey a menudo seguía a la carroza a pie, solo en su desesperación. En cada pueblo y lugar, asociados con el recuerdo de momentos maravillosos con Barbara, el coche fúnebre se detenía por un momento por petición del rey. 


Segismundo ante el fantasma de Barbara

Después del funeral, Segismundo Augusto se convirtió en una persona completamente diferente. Vestiría de negro por el resto de su vida. A pesar de no haber renunciado a su vida sexual, ninguna mujer fue capaz de sustituir a Barbara. Según la leyenda, intento invocar al fantasma de su esposa muerta. También se casó con Catalina de Habsburgo, hermana de su primera esposa, pero tiempo después él la rechazó y le pidió que se fuera de Polonia. Con ninguna de estas mujeres logró tener un hijo. 




Fuentes:
http://centrodeartigos.com/
http://democraticbelarus.eu
http://www.cecilgoitia.com.ar/
http://www.polenvoornederlanders.nl/



video

Video con extractos de la película "Epíteto para Barbara"

jueves, 10 de octubre de 2013

La reina Vasti

Vasti, la mujer que desobedeció a un rey


La reina Vasti fue esposa del rey Asuero. Mencionada por primera vez en Ester 1:9. Aunque hay poca información sobre ella en la Biblia, su breve participación en la historia dice mucho acerca de su carácter.

Asuero de Persia, Jerjes I e hijo de Darío, reinaba desde la India hasta Etiopía sobre 127 provincias. En el tercer año de su reinado organizó un banquete en Susa, donde se presentaron los príncipes y nobles más poderosos de Persia. En dicho banquete hizo gala de la gloria de su reino durante 180 días. Pasado ese tiempo, hubo otro banquete de 7 días en el patio del huerto real, para que pudiera asistir el pueblo común.

Asuero

La reina Vasti celebró otro banquete para las mujeres. En el séptimo día, estando el rey muy alegre por el vino, encomendó a siete eunucos que trajesen a su esposa portando la corona real, para que los invitados pudiesen ver a la hermosa reina.


La negativa de Vasti:

Hasta donde sabemos, Vasti no adoraba a Dios y por lo tanto era una pagana. Sin embargo, su firme convicción y su modestia pueden avergonzar a muchos cristianos hoy en día. Vasti tomó una rápida decisión. Defendió su honor como mujer y como reina. Pese a las consecuencias, prefirió arriesgarlo todo antes de torcer su concepto de rectitud y pureza. Por lo tanto se negó a obedecer al rey.

Las consecuencias de su negativa v.13-22:
Buscando consejo de los sabios, el rey decide destituir a Vasti de la corona y los sabios le aconsejan hacer un decreto, una ley, que se de a conocer por todo el reino para que no haya una revolución femenina con respecto a sus esposos. El rey lo acepta y lo da a conocer al pueblo. De un solo golpe a Vasti se la despojó de sus honores como reina, echada del palacio y relegada a una celda en el harén real. Su negativa le costó todo, pero pudo conservar su honor y virtud.

Vasti y Asuero en la película "la reina de Persia"



domingo, 6 de octubre de 2013

Catalina Howard en el cine



En 1933, Catalina Howard fue interpretada por Binnie Barnes, en La vida privada de Enrique VIII. Ella es una mujer dispuesta a renunciar a todo por su ambición, pero finalmente termina enamorada de Thomas Culpeper, un miembro de la corte. 


Dawn Addams hizo una breve aparición en la película The Young Bess (1953), centrada en los primeros años de la sobrina segunda de Catalina Howard, Elizabeth Tudor. (Catalina y la madre de Elizabeth eran primas hermanas). Una joven Elizabeth simpatiza con su madrastra, pero poco después Catalina es decapitada por adulterio. Se cree que la ejecución de Catalina Howard influyo en la decisión de Elizabeth de permanecer soltera.  


En 1970, Angela Pleasence represento a Catalina Howard en el drama de la BBC, las seis esposas de Enrique VIII. Es una muchacha frívola e ingenua, bastante vanidosa. Tiene una personalidad algo voluble, que va desde el afecto hasta la agresión por quienes la rodean. 


En 1972, Keith Michell (el de la serie de la BBC) volvió a interpretar a Enrique VIII. Catalina Howard es representada por Lynne Frederick en Enrique VIII y sus seis mujeres. Esta interpretación resulto una de las más aplaudidas. La reina Catalina es bella, ingenua, algo infantil y frágil, pero sin perder la elegancia. 


En 2003, Emily Blunt interpreto a Catalina Howard en la serie titulada Henry VIII. En mi opinión, esta es la actriz que demuestra más los defectos de la quinta reina que sus cualidades. A diferencia de otras representaciones, donde Catalina no tiene malas intenciones, en esta se le presenta cruel y casquivana. 


En 2009-2010, Tamzin Merchant interpreta a Catalina Howard, presentándola como una joven frívola, vanidosa, impaciente y poco sofisticada a mi parecer. Esta representación de Catalina es la que menos me gusta por varias razones. Sale desnuda en cualquier escena, en situaciones que caen en lo absurdo. Su comportamiento es tan lascivo desde el principio, que uno se pregunta si Enrique será tan idiota como para creer que la chica era virgen cuando llegó al matrimonio. Al menos en otras adaptaciones Catalina parece inocente al inicio, pero en The Tudors no parece inocente en ningún momento. 


Entradas relacionadas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...