miércoles, 21 de marzo de 2018

El machismo en Cincuenta Sombras de Grey

Leí muchos comentarios acerca del machismo que impera en la obra de E. L. James. Pero como no me gusta juzgar sin conocer, me dispuse a leer la trilogía. Después de leerlos y ver la película, me di cuenta de que las adaptaciones cinematográficas se quedan cortas. Dude un poco en tratar el asunto en este blog, con eso de que ahora esta de moda satanizar el feminismo o acusar de "feminazi" a quien haga cualquier mención respecto al sexismo. Y realmente pienso que no todas las feministas deben ser metidas en el mismo saco; es verdad que hay feministas radicales (a las que llamaría más bien hembristas, porque creo que el hembrismo es un feminismo distorsionado o extremista), cuya postura me desagrada mucho, pero hay muchas que si merecen respeto, ya que buscan igualdad tanto para hombres como mujeres. 

Bien, ahora empezaremos con la afamada trilogía. Por principio de cuentas, la trama no es muy compleja que digamos (incluso es un tema que ha sido tratado en otros libros). En resumen, una inocente y poco experimentada mujer, Anastasia Steele, inicia un romance con un multimillonario y atractivo joven aficionado al BDSM (Bondage y Disciplina; Dominación y Sumisión; Sadismo y Masoquismo). Sé que los gustos en el plano sexual son muy variados, pero esa no es la cuestión, sino el hecho de que esa relación amo-sumisa no se limita al lecho. 

Anastasia es una mujer introvertida, débil y con un pobre concepto de sí misma. Está convencida de que Christian Grey esta por encima de ella, no lo merece y jamás estará a su altura. Es más, él le hizo un favor al fijarse en ella. Y el protagonista masculino no es el único que hace lo que quiere con ella: permite que cualquiera la manipule (principalmente los hombres).

Segundo libro
Aquí tenemos a una chica sin el carácter suficiente para hacer frente a un jefe que, evidentemente, la esta acosando. ¿No sabe que hay algo llamado denuncia por acoso laboral? Luego recibe un correo electrónico por parte de Christian, que aparte la tiene bien vigilada. No entiendo como es que este hombre logra mantener sus empresas multimillonarias si pasa gran parte de su tiempo rastreando a las chicas.

Se percata de que su ex novio ha estado revisando sus correos, a lo cual reacciona resignada. Ante semejante nivel de acoso, cualquiera estaría agradecido por haberse desligado de una pareja asfixiante. He visto en Facebook muchas cuentas compartidas entre novios, algo que me parece poco sano. Cada persona necesita su espacio personal y privacidad.  


Tercer libro



Ahora resulta que su esposa es una posesión que no quiere compartir por más tiempo. Todo el tiempo la trata como una joya que se exhibe pero nadie puede tocar.

Por supuesto. Cúbrete, mujer, porque de lo contrario, serías la única responsable de lo que te pueda pasar. Esto me recuerda mucho a lo que denominan cultura de la violación, cuando se culpa a la víctima de la agresión que acaba de sufrir. 



Por principio de cuentas, la acosa en su trabajo e interrumpe su jornada laboral (como ella misma reconoce), todo para reprocharle el hecho de que no se cambie el apellido Steele en el ámbito profesional. Grey le explica el motivo: "Quiero que todo el mundo sepa que eres mía". Ella le explica que intenta establecer una carrera sin tener que colgarse del prestigioso apellido de su marido, pues ama su profesión. Grey procede al chantaje emocional, con lo cual Anastasia termina cediendo. 
Por favor, chicos, si sus parejas intentan interferir en sus aspiraciones, TERMINEN ESA RELACIÓN. Será una de tantas manipulaciones. 


En una relación enfermiza nunca falta la pareja que busca alejarte de tus amigos (especialmente si son del sexo opuesto). Aquí vemos a una mujer que, por más que diga que Christian es hermoso y demás, le teme a su marido. Nunca sabe como va a reaccionar y teme disgustarlo. Tiene que pedirle permiso para todo. 


En este capítulo, después de que Anastasia desobedece a su marido al irse a beber una copa con su amiga, Grey utiliza el acto sexual para castigarla. He escuchado más casos donde la mujer priva a su pareja de las relaciones sexuales como forma de castigo, pero, sin importar el género, es algo nefasto.

Aquí es donde llegamos al colmo del tercer libro, un ejemplo de amor verdadero donde el hombre achaca toda la responsabilidad de un embarazo a su pareja. La acusa de haberse embarazado a propósito, de que es una estúpida por olvidar las inyecciones y que ahora tendrán que lidiar con niños.  Luego de su rabieta, Grey se va de la casa, dejando a su esposa sola y en un mar de lágrimas. Tiempo después, cuando intenta explicar a Anastasia el motivo de su estallido de mal genio, dice que se debe a su temor de que ella ame al niño más de lo que ama a su marido.  

Conclusión
He incluido estos ejemplos por hoy. Si incluyera todos los fragmentos machistas de este libro, me tomaría por lo menos cinco entradas. Es preocupante la cantidad de seguidores que tiene esta historia, más cuando se trata de adolescentes que pueden pensar que así es como debe ser una relación. Hace tiempo se hizo una encuesta en el estado donde vivo, Sonora, el cual ocupaba el primer lugar en violencia en el noviazgo, en la que el 54% de las mujeres declaro haber sufrido algún tipo de violencia en su relación. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Entradas relacionadas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...