jueves, 7 de diciembre de 2017

Reseña: Serie "Juana Inés"

Alerta de ¿spoiler? (se trata de un personaje histórico pero de seguro que habrá gente que preferirá ver esta serie sin que les cuenten todos los detalles)

Esta es una serie del canal Once, basada en la vida de la escritora novohispana, Sor Juana Inés de la Cruz. Nos traslada al siglo XVII en Nueva España, época de florecimiento cultural que se desarrolla bajo la estrecha vigilancia de la Iglesia, que continua influyendo en todos los aspectos de la sociedad. Constantemente, la Iglesia se ve envuelta en luchas de poder con la Corona. 


La serie empieza con una niña que es echada de la hacienda de sus tíos y enviada a ganarse un sitio en la corte virreinal. No podría tener un futuro más desalentador; adondequiera que vaya, será descartada como esposa, dada su condición de hija ilegítima, aunado a ello, sin dote. Sin embargo, su inteligencia y carisma le confieren un lugar en la corte como dama de compañía de la virreina Leonor Carreto. Una de las escenas que más me gusto es cuando la joven es puesta a prueba por cuarenta eruditos.  

Juana Inés cuenta con el favor de la virreina y su posición parece intocable, a pesar del estigma imperante respecto a los hijos bastardos (como eran llamados entonces). Sin embargo, cuando la virreina comienza a obsesionarse con la brillante dama, ésta se siente asfixiada y no desea depender siempre de su patrocinadora. Recurre a su confesor, Antonio Núñez de Miranda, para que se le permita ingresar a un convento. Juana Inés es llevada a la Orden de las Carmelitas mediante engaños (según la serie), ya que, su confesor le había prometido que podría llevar sus libros y estudiar. Las escenas de este convento reflejan el fanatismo religioso y la sumisión que se imponía a las mujeres. Después de salir de ese lugar, donde enferma gravemente, Juana Inés enfoca su atención en las Jerónimas, un convento menos rígido donde podrá escribir y estudiar. Este punto de la historia me resulto llamativo, dado que refleja la división de clases sociales existente en aquellos lugares de contemplación y aparente austeridad. Se trata de un convento para españolas y criollas, con celdas de dos plantas y servidumbre. Y para ingresar a las Jerónimas se le solicita una cuantiosa dote.



Tiene varias licencias históricas, es verdad, pero hay que tomar en cuenta que se trata de ficción, no un documental. Uno de los motivos por los que fue criticada es por la referencia que se hace a la orientación sexual de la poetisa. Fue algo que no me esperaba, ya que en el primer episodio se muestra bastante cariñosa con un joven de la corte (escena un tanto innecesaria, que no corresponde con el carácter prudente de la verdadera Juana Inés) y no parece entusiasmada con la adoración que le profesa la virreina Leonor. 

Arantza Ruíz interpreta a Juana Inés en su juventud como dama de la corte. Y Arcelia Ramírez protagoniza con el papel de Sor Juana Inés de la Cruz en su etapa adulta. La serie no pretende revelar a una monja caritativa y desprendida, casi santa. No, conocemos a una mujer de diversos matices; inteligente y sagaz, siendo pocas las ocasiones en las que peca de falsa modestia; ambiciosa y un tanto manipuladora, pero consciente de lo que es moralmente correcto e incorrecto; ligada a su fe cristiana y a la vida contemplativa, pero incapaz de renunciar a las pasiones terrenales.    


No hay comentarios:

Publicar un comentario


Entradas relacionadas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...