viernes, 9 de septiembre de 2016

Juana I de Castilla, ¿era atea?

El comentario de un usuario de Youtube me hizo pensar en esta idea. Juana no era muy devota. Se sabe que no demostraba una profunda religiosidad, como hacían sus padres y sus hermanos. Sus creencias acerca de la religión debieron haber perturbado bastante a los Reyes Católicos. Según las crónicas, cuando Juana era niña se flagelaba y demostraba una religiosidad extrema. ¿Podría ser que los Reyes Católicos propagaran una historia falsa acerca de Juana para ocultar su indiferencia religiosa? Isabel y Fernando jamás hubieran concebido la idea de una hija hereje o atea. Esos informes acerca de una Juana casi fanática no coinciden con las crónicas acerca de sus años adultos.  


Una vez casada, la reina Isabel recibió informes de que su hija, la archiduquesa Juana, no asistía a misa con regularidad. Juana se mostraba renuente a la comunión. La reina Isabel envió a fray Tomás de Matienzo a la corte de Flandes, pero no logró influir en ella, pues Juana mantuvo distancia.

Cuando estuvo encerrada en Tordesillas, se decía que estaba endemoniada. No quería escuchar misa ni recibir los sacramentos. Demostraba indiferencia religiosa. Su nieto, Felipe de Austria, envió a un jesuita, Francisco de Borja, para que la visitara. Después de hablar con ella, el jesuita aseguró que la reina no había sido tratada adecuadamente. Después de la visita del jesuita, Juana volvió a sus prácticas religiosas, pero cuando las mujeres que la maltrataban volvieron a su servicio, abandonó esas prácticas. En su lecho de muerte, se negó a confesarse y la extremaunción la recibió de forma forzada. Se observa una contrariedad, pues sus últimas palabras fueron: "Jesucristo crucificado, sea conmigo", cuando ni siquiera quiso recibir los sacramentos. 

Pienso que es aventurado decir que era atea. Más bien, no estaba sujeta a religiones ni dogmas, sino que prefería llevar su fe a su manera y sin ataduras. 

3 comentarios:

  1. ocurre algo parecido con el cristianismo, es la comunión religiosa mediante el espíritu, sin clasificación. También debemos saber que los reyes católicos fueron crueles pues pensaron en los moros y judíos como enemigos cuando muchos de estos eran buenas personas a pesar de la diferencia de religión. Yo creo que Juana era creyente y religiosa pero a su manera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo contigo, Cecilia. Su forma de creer y ver la vida sin duda alarmó a los reyes. ¡Saludos!

      Eliminar
  2. cabeza era un pañuelo de tela blanco...»
    Juana, fue la más inteligente, culta y hermosa de todas las hijas de Isabel, fue maltratada, secuestrada, olvidada, usada como moneda de cambio por: su madre, su padre, su marido y por su hijo incluyendo a su nieto. Felipe el “Maltratador” aparte de encerrarla abusaba de ella, de lo único que no podemos acusarla es de la muerte de Felipe a quién odiaba pero cumplía como esposa y dignidad de reina. El día del fallecimiento de Felipe, no acudió a las fiestas en Burgos, Cisneros y ella se quedaron en la casa del Cordón lejos del lugar del crímen, a pesar de que Felipe quería que lo acompañara. Según fuentes de Flandes era quien más odiaba a Felipe después de Fernando, la historia que acompañó a su consorte abrazada al féretro es el modo de escapar de la peste que se inicio en Burgos. Felipe no murió después de tomar agua helada, ese día continuaron las fiestas y murió pasado varios días (25 de septiembre). Cuando tú no sientes que nada le debes a Dios, sino injusticia y desgracias poco tienes que agradecerle. Roberdenilo

    ResponderEliminar


Entradas relacionadas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...