jueves, 19 de diciembre de 2013

El Chateau Blanc de 1524

Este evento fue celebrado en el mes de diciembre, así que es un artículo muy acorde a la fecha. Espero que les guste. Algunos historiadores creen que fue en esta celebración donde Enrique VIII se fijo por primera vez en Ana Bolena.

En el otoño de 1524, sólo había un tema de conversación en la Corte. Un grupo de quince jóvenes habían conseguido el permiso del rey para montar una nueva forma de entretenimiento para la temporada de Navidad. Ellos construían un castillo simulado a sus propias especificaciones en las yardas en Greenwich y lo defendían contra todos los recién llegados. También ofrecieron formas convencionales de combate para cumplir desafíos: la justa, el torneo y la lucha en las barreras.



El desafío fue proclamado formalmente en la Gran Cámara de la Reina en Greenwich en el día de Santo Tomás, 21 de diciembre. El heraldo explicó que el rey le había dado la custodia del castillo, románticamente titulado el Castillo de Lealtad o el Chateau Blanc (el Castillo Blanco) a cuatro "doncellas" de la corte. No se dan a conocer sus nombres. Pero una pudo haber sido Ana Bolena. Las cuatro doncellas, continuo el heraldo, a su vez habían encargado la protección del castillo a quince defensores. Cabe destacar, que entre los defensores estabaThomas Wyatt. Igualmente destacan entre los atacantes, que se pretendía, debía estar Henry Percy. El 19 de noviembre, Percy escribió una carta a su cuñado, Lord Clifford. Percy le dijo que "el rey ha nombrado que yo sea uno de ellos, que deberán asaltar al Castillo de la Lealtad".

El primero de la caballería regular, sin embargo, siguió adelante como estaba previsto, el 29 de diciembre. Seis defensores del castillo cabalgaron totalmente armados por el puente levadizo a la yarda. Pero, antes de que pudieran cumplir con su promesa de cumplir con todos los recién llegados, se produjo una súbita interrupción. Dos damas que caminaron en dirección de dos caballeros ancianos. Los caballeros tenían falsos cabellos y barbas de plata, sombreros y ropas de damasco morado. Cuando llegaron delante de la reina Catalina y sus damas de honor, las dos mujeres presentaron una petición en nombre de los dos caballeros de edad. Aunque la juventud los había dejado, solicitaban permiso para romper lanzas. La reina y sus damas, después de leer la petición, alabaron la valentía de los dos ancianos caballeros y amablemente les dio permiso para competir. "Entonces los caballeros tiraron sus ropas" para revelarse como el rey y el duque de Suffolk. La inesperada aparición de Enrique y su amigo  era un pedazo de drama calculado (una obra de teatro dentro del teatro que transformó el significado de todo el evento).

Lo que había comenzado como el debut de una nueva generación en la corte se convirtió en una batalla entre Juventud y Edad. Los defensores del Castillo Blanco de la Lealtad eran meros mozalbetes, de edades comprendidas entre los veinte años. En contraste, Enrique, de treinta y tres años, y Suffolk de treinta y nueve años de edad, eran hombres en la flor de la vida.  El teatro de su entrada (el disfraz de las barbas y pelucas de plata, sus trajes extravagantes, su petición a reina Catalina) aumentaron contraste con los defensores juveniles. También hizo que su eventual triunfo fuera más dulce.

Pero Enrique procedió a atacar a sus oponentes. Sus observadores se asombraron "porque veían que sus lanzas se rompieron con más fuerza que las demás lanzas ". En el combate subsiguiente con espadas era Anthony Browne, de veinticuatro años de edad, quien se sintió toda la fuerza del ataque del rey. Enrique lanzó un asalto furioso que casi le corto la pieza de armadura defensiva para el cuello.


Enrique VIII y Ana Bolena

¿La presencia de alguna mujer habrá motivado esa fuerza extra en el rey? El oponente en el torneo, Anthony Browne, había sido residente en la corte francesa durante los últimos años de Ana Bolena en ese lugar. No hay ninguna sugerencia de intimidad entre Browne y Ana Bolena. Pero con algunos de los otros participantes, era una historia diferente. Como hemos visto, uno de los defensores del castillo fue Thomas Wyatt, ahora autoproclamado como devoto seguidor de Ana, y uno de los candidatos propuestos para atacar el castillo fue Percy, su prometido en secreto.

Fuente:
Starkey, David: Six Wives, Harper, New York, 2004.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Entradas relacionadas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...