martes, 15 de octubre de 2013

El amor cortés durante la Edad Media




El amor cortés durante la Edad Media fue practicado en las cortes de toda Europa. Existían reglas muy estrictas con respecto al amor cortés. Este se realizaba independientemente del estado civil. Por ejemplo, era común que una mujer casada diera una prenda a un caballero de su elección durante el torneo. Como ya se ha mencionado, el amor cortesano tenía reglas que se encargaban de que la relación no llegara a un extremo delicado. Un ejemplo bien conocido es el que se describe en la leyenda del rey Arturo, donde la reina Ginebra se enamora de sir Lancelot. Muchos de estos romances ilícitos fueron alimentados por el arte del amor cortés. 

Se cree que el amor cortés surgió en Aquitania, en Francia durante el siglo XII y posteriormente se extendió a otros países europeos. Esta practica se desarrollo de los años 1300 al 1500. Durante este período los matrimonios fueron arreglados y tenía poco que ver con el amor. 

Las reglas del amor cortés 
Las siguientes reglas y elementos del amor cortés en la Edad Media fueron escritos en el siglo XII por el francés Andreas Capellanus:

  • El matrimonio no es una excusa real para no amar
  • El que no tiene celos, no puede amar
  • Nadie puede ser obligado por un doble amor
  • Es bien sabido que el amor es siempre creciente o decreciente
  • Los niños no aman hasta que llegan a la edad de la madurez
  • Cuando un amante muere, se requiere una viudedad de dos años, por parte del superviviente.
  • Nadie debe ser privado de amor sin la mejor de las razones
  • Nadie puede amar si no es impulsado por la persuasión del amor
  • El amor es siempre un extraño en la casa de la avaricia
  • Un verdadero amante no desea abrazar en el amor a nadie, excepto a su amada
  • Cuando se hace público el amor, rara vez perdura
  • La fácil obtención del amor hace que sea de poco valor, la dificultad de consecución lo hace preciado
  • Cada amante vuelve regularmente pálido en presencia de su amada
  • Cuando un amante de repente alcanza a ver a su amada, su corazón palpita
  • Un nuevo amor pone en fuga a un viejo
  • Solo un buen carácter hace que cualquier hombre sea digno de amor
  • Si el amor disminuye, se produce un error de forma rápida y rara vez se restablece
  • Un hombre enamorado está siempre preocupado
  • Los celos reales siempre aumentan el sentimiento de amor
  • Los celos, y por lo tanto el amor, se incrementan cuando se sospecha de su amada
  • Aquel a quien disgusta la idea del amor, come y duerme muy poco
  • Cada acto de un amante termina en el pensamiento de su amada
  • El amor puede negar nada al amor
  • Un amante nunca puede tener suficiente de los consuelos de su amada
  • Una presunción provoca a un amante sospechar de su amada
  • Un hombre que está atormentada por un exceso de pasión por lo general no le gusta
  • Un verdadero amante es constante y sin interrupción poseído por el recuerdo de su amada
  • Nada impide a una mujer ser amada por dos hombres o  un hombre por dos mujeres

El amor cortés en poemas y canciones


Ginebra y Lancelot

Los ideales del amor cortés fueron publicitados en los poemas, baladas, escritos y obras literarias de diversos autores de la Edad Media. Geoffrey Chaucer, el autor más famoso de la Edad Media, escribió historias de amor cortesano en su libro, Cuentos de Canterbury. El cuento del Miller describe el arte del amor cortés. Geoffrey Chaucer mostró el amor cortés de la guapa Blanca, la esposa de Juan de Gante. Mientras que su matrimonio con Phillippa de Roet fue visto como un buen partido pero práctico. Los juglares errantes y trovadores de la Edad Media cantaban baladas de amor cortesano y se esperaba que memorizaran las palabras de largos poemas que describían el valor y el código de caballería seguida por los caballeros medievales. Los mitos arturicos de la Edad Oscura ofrecen al rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda para fortalecer aún más la idea de un código de caballería.



En los comienzos el tono de los poemas era altamente erótico, incitado por la pasión carnal entre un hombre y una mujer. Con el paso de tiempo y la refinación de la técnica, esa relación entre ambos fue transformándose en amor, en un juego secreto entre una mujer y un hombre que llega a alcanzar el estado máximo de virtuosismo.

Eran unas composiciones poéticas escritas para ser cantadas por los trovadores, poetas que marchaban de pueblo en pueblo cantando las bondades y desdichas que provocaba el amor imposible, el que se daba entre una mujer casada y un caballero soltero. Es una copia de las relaciones de vasallaje de la sociedad pero entre hombre y mujer: un joven caballero, la mayoría de las veces célibe, se enamora perdidamente de una dama casada con el mismo o mayor rango social.

La dama siempre es descrita como una mujer muy bella e inteligente, capaz de embaucar con una simple mirada a cualquier hombre que tenga delante. El caballero, vasallo de su señor, quiere conquistar a la mujer por sus cualidades y no por la fuerza, como lo harían los plebeyos. Se humilla ante ella, que siempre toma de la decisión de aceptar o no su amistad y su amor. Ese "amor" que siente por la dama no es sino un fuerte deseo sexual alimentado por el reto que supone conseguir a una mujer que pertenece a otro hombre. Es por tanto un amor infiel.



Pero,¿llegaban a consumar la relación adúltera? Los trovadores no llegaron a ese punto sino que describían momentos que podían tener un doble significado, de los que no sólo era posible deducir ese encuentro sexual. Hoy en día la teoría que más fuerza cobra es aquella que los interpreta como encuentros platónicos.

Es el sentido de cortesía y caballería, de nobleza y vasallajes así como de servicio permanente y desinteresado, lo que induce a las clases altas a imponerlo como un código de conducta que llega incluso a modificar las reglas de comportamiento, del amor y de la visión de la mujer hasta el Renacimiento, debido a que la ubica en mejor condición y crea entorno a ella una obligación de trato similar a la que se la otorga en los poemas.



Fuente:
http://www.middle-ages.org.uk/courtly-love.htm
http://www.arteguias.com/

9 comentarios:

  1. ¿Qué opinas de la reina Ginebra en la mitología? ¿Te gusta como la han retratado?
    Yo leí un libro llamado "Ginebra" no recuerdo la autora pero ella incluso tenía un hijo llamado "Amir", "El bienamado". Yo personalmente a cómputos de mitología prefiero a Morgana Le Fay, me parece un personaje mucho más fascinante con Arturo que Ginebra.
    Pero sin embargo Ginebra con Keira Knightley en "Arthur king" es la Ginebra histórica más plausible y para nada hay en esa película un triángulo amoroso.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo en que Morgana es más fascinante, aparte de misteriosa. Ginebra ha sido tomada como un símbolo de la fragilidad de la condición humana. Y en cierta forma, es cierto. A mí, en lo personal, no me desagrada el personaje de la reina Ginebra, a pesar de su impulsividad. Se dejo llevar por un impulso, como ocurre con la mayoría de los humanos. Además, Ginebra es culpada de haber roto la hermandad que existía entre los caballeros de la mesa redonda. La película es muy buena (la he visto) aunque tiene algunos errores históricos. La historia de Ginebra es similar a la de Helena de Troya, que por un amor desastroso trajeron la decadencia a sus reinos.

    ResponderEliminar
  3. Sí bueno yo el affaire de Ginebra con Lancelot en la mitología lo entiendo. Ellos se enamoraron sin más, eso no se controla ni es criticable en mi humilde opinión Esa parte del mito en que se la culpa de acabar con la hermandad de la orden de caballería. Por esa regla de tres también se le podría echar en cara a Arturo el haber engendrado a Mordred con Morgana. Después de todo Mordred fue el que mató a su padre en la leyenda y el que destruyó la magia de Avalón al final. Y sí muy cierto, Ginebra es similar al mito de Helena, donde el deseo era guerra. Buena relación. Y con Morgana Eva Green estuvo fascinante en "Camelot" pero mi Morgana favorita es Julianna Margulies en "Las brumas de Avalón" en cuanto a versiones cinematográficas. Mis interacciones románticas favoritas en el ciclo artúrico son Ginebra/Lancelot, Arturo/Morgana. ¿Por qué serán que los personajes femeninos más fascinantes siempre son malvados? jaja!

    ResponderEliminar
  4. Por cierto ¿tienes canal en youtube? Tú eres de las que harías unos vídeos fascinantes!

    ResponderEliminar
  5. Pues la verdad es que en parte ese romance si tuvo un poco de culpa, porque una parte de los caballeros se quedaron con Arturo y otros tantos se fueron a combatir junto con Lancelot. Pero aún así, el romance de la reina con el caballero solo fue un factor. Si en realidad era tan sólida la hermandad de la mesa redonda, habrían tenido una reacción distinta. Y luego como la leyenda presenta varias representaciones sobre Morgana. Unos la retratan como una bruja malvada. Otros como una mujer buena. Las brumas de Avalón es donde la historia se presenta desde la perspectiva de mujeres verdad? Será porque tuvieron carácter y una vida revoltosa.

    ResponderEliminar
  6. De hecho, si tenía un canal. Por un tiempo subí la primera temporada de la serie The Tudors. Aunque se me dificulta porque los videos se cargan de una forma muy lenta. Pero un día que tenga tiempo, procurare hacer uno :D

    ResponderEliminar
  7. Ah ¿aquella que los subía en español eras tú en youtube? Ah gracias! mucha gente te estamos agradecidos! Tener un canal en youtube es para tener tiempo eso es verdad!

    ResponderEliminar
  8. Si te refieres a los que estaban con el español de España, si. De nada, y me hubiera gustado subir toda la serie pero es que comenzaron a quitarlos

    ResponderEliminar
  9. Muchísimas gracias a tí por este post, me sirve de mucho en mi presentación, gracias otra vez, que tengas más los pots interesantes y mucha suerte con el blog me gusta mucho!

    ResponderEliminar


Entradas relacionadas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...