viernes, 3 de mayo de 2013

María Tudor (Parte II)


Adolescencia


Los años adolescentes de María fueron muy tristes. Maria se traslado a Richmond y no se le permitió ver a su madre. Pero Catalina y Maria aun seguían comunicadas. En abril de 1533 Maria recibió dos recados: el primero anunciaba el matrimonio del rey con Ana Bolena y el segundo le ordenaba que dejara de escribir cartas a su madre. El 7 de septiembre, Ana Bolena dio a luz a una niña, Elizabeth.

Maria fue declarada bastarda, por lo que ya no ostentaría el titulo de princesa, y a partir de ese momento sería conocida como "Lady Maria". Sin embargo, Maria se mantuvo desafiante, lo cual enfureció al rey. Se le indico que debía empacar sus cosas para mudarse a Hatfield House, donde atendería a la princesa Elizabeth. 



Hatfield House

Cuando el duque de Norfolk le pregunto si no iría a presentar sus respetos ante la princesa, ella respondió que no conocía a ninguna otra princesa de Inglaterra, salvo ella misma. Se le dio la peor habitación de la casa, entrego sus joyas y todos sus sirvientes fueron despedidos. Maria fue puesta bajo la autoridad de Lady Shelton, que estaba autorizada para darle una paliza a Maria si esta era problemática. 

Un día que el rey Enrique fue a visitar a Elizabeth, se le ordeno a Maria que permaneciera en su habitación  En una ocasión logro salir a la torre, ya cuando Enrique se retiraba, este la vio, la saludo y después se fue.

Catalina de Aragon

A finales de 1535, Catalina enfermo y murió el 7 de enero de 1536. Su muerte solamente acelero la caída de la mujer que la había suplantado en el trono y en el lecho real. 
 En una ocasión, Ana dijo acerca de María, que "{ella}será la causa de mi muerte, a menos que me deshaga de ella primero", y hay evidencia de que pudo haber pensado en envenenar a María. Ana Bolena veía con malos ojos a María Tudor, y temía que ella pudiera amenazar la posición de Elizabeth. María nunca reconoció a Ana como reina, y Ana la llamaba "maldita bastarda". 

Enrique VIII estaba enamorado de Jane Seymour, una dama de compañía de la reina, por lo que buscaba deshacerse de Ana. En mayo de 1536, Ana Bolena fue arrestada y juzgada bajo los cargos de adulterio e incesto. El día antes de su ejecución, su matrimonio con el rey fue anulado y Elizabeth fue declarada bastarda. Sin embargo, Henry Fitzroy, el hijo bastardo del rey también había muerto. Ana Bolena fue ejecutada el 19 de mayo de 1536.

A pesar de la muerte de Ana Bolena, Maria todavía no estaba segura. El rey había mandado al duque de Norfolk y algunos miembros del consejo privado para exigir a María que firmara unos artículos donde renunciaba a la supremacía del papa y la declaración de que el matrimonio de sus padres era ilegal. Ella se negó a firmarlos viéndolo como una traición hacia su madre. 

Enrique ordeno su arresto y la envió a la Torre de Londres. Se le pidió a Maria por segunda vez que firmara los artículos y así, Maria firmo forzosamente aquellos artículos el 15 de junio de 1536. Ella le rogó al rey que la perdonara, y seis meses después regreso a la corte. Ella tenia 20 años, y hace 5 años que su padre no hablaba con ella.


María recupera el favor real

Supuesto retrato de María Tudor

El trato que la tercera esposa de Enrique le dispensaba a su hijastra María era especialmente sensible. Mucho antes de su matrimonio, se consideraba que Jane Seymour estaba "bien dispuesta" hacia la muchacha orgullosa y triste siete años menor que ella; dadas las dificultades de sus respectivas posiciones, puede haber crecido cierta amistad entre ambas. María era sumamente dependiente de la amistad femenina, despojada del contacto con su madre durante muchos años antes de la muerte de esta última. En corrección, sentido del deber y piedad, las dos jóvenes, Jane, la reina, y María, la ex princesa, eran bastante parecidas. 
Las cuentas reales dan testimonio de un continuo intercambio de regalos entre la reina Jane y "su más humilde y obediente hija y servidora". 

María era de estatura muy baja, como su madre, y, como la difunta reina Catalina, tenía esa extraña voz ronca que contrastaba con su pequeña estatura; pero no era rechoncha como había sido la reina Catalina en su juventud: se la consideraba "delgada y delicada". Pero María no era fea, sino "más que moderadamente bonita" según una descripción.

Jane Seymour, tercera esposa de Enrique

Tanto Elizabeth como María eran ilegítimas. Pero las posiciones relativas de ambas jóvenes en ese punto eran muy diferentes. Con la rehabilitación de María, la cuestión de su matrimonio naturalmente volvía a tener importancia. Dadas las grandes conexiones de María, se hablaba de que se la reconocería como presunta heredera de su padre hasta que llegara un hijo. Pero Elizabeth, sin lazos dignos de mención, por el momento sólo compartía la desgracia de su madre, ya que su posibilidad de casarse no podía considerarse una cuestión urgente. 

Jane fue muy amable con María. Le permitía sentarse a su lado en la mesa y que caminara a su lado, y no detrás de ella. Jane fue la única esposa que pudo darle un hijo varón a Enrique. El príncipe Eduardo nació el 12 de octubre de 1537. María tuvo el honor de actuar como madrina del príncipe  Desgraciadamente, 12 días después del nacimiento, Jane muere por fiebre puerperal. 


Durante su vida temprana, María fue comprometida en contadas ocasiones. Por ejemplo, con el Delfín de Francia, el emperador Carlos V, con el duque de Orleans y con el duque de Cleves. María nunca se casó durante el reinado de su padre, ya que Enrique siempre frustraba los planes de matrimonio, ya sea por la dote o por su temor a la influencia de un príncipe extranjero. 


Ana de Cleves

En 1540, Enrique se caso con Ana de Cleves para lograr una alianza con un principado alemán. Enrique envió al pintor Holbein para que pintara a Ana y a su hermana Amelia. Enrique escogió a Ana, pero cuando la vio por primera vez, quedo totalmente decepcionado del aspecto de su futura esposa. María fue una de las mujeres que recibió a Ana en su llegada a Inglaterra, y de inmediato se hicieron amigas. Ana de Cleves asistió a la coronación de María en 1553. 


Catalina Howard

Enrique se había enamorado de una de las damas de Ana de Cleves, la joven Catalina Howard. Ella era prima de Ana Bolena y sobrina del duque de Norfolk. María no se llevaba bien con Catalina. La nueva reina era unos cinco años más joven que su hijastra. María tuvo dificultades para darle a Catalina la reverencia que había tenido con las dos anteriores reinas. Debido a esto, Catalina despidió a dos de las doncellas de María. En Año Nuevo, María envió a Catalina envió un regalo, a lo cual, Catalina también le envió regalos. No hubo oportunidad de una reconciliación pues Catalina fue ejecutada en 1542 por adulterio. 





En 1543, Enrique se casa con su sexta esposa, Catalina Parr. Ella era educada y devota. Thomas Seymour (hermano de Jane Seymour) se sintió atraído por ella y le propuso matrimonio. Pero fue en ese entonces cuando Enrique se intereso en Catalina. La nueva reina miraba a su hijastra mayor más como una hermana, ya que era solo cuatro años mayor que María. Catalina se preocupaba por la salud de María y le enviaba medicamentos. Incluso le otorgaba dinero de su bolsillo. Catalina se intereso en unir a la familia del rey. La relación de Catalina con María se enfrió tras la muerte del rey Enrique y el apresurado matrimonio de la reina viuda con el hermano del lord protector, Thomas Seymour. 


Ana Bolena vs María Tudor


Catalina Howard vs María Tudor (en ingles)



Bibliografia
 Fraser, Antonia: Las Seis Esposas de Enrique VIII, Ediciones B, Barcelona, 2007.

Fuente: http://home.earthlink.net/~elisale/

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Entradas relacionadas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...