miércoles, 8 de agosto de 2012

Guerra Civil Estadounidense

Los antecedentes 


En esta imagen, se intercambian armas y ron por esclavos.

Las diferencias entre el norte y el sur, provenientes de la época colonial, se iban agudizando. Desde la Independencia, el norte se había desarrollado industrialmente, con la ayuda de protecciones aduanales y otras medidas. En el sur, en cambio, se mantenía el sistema de las grandes plantaciones trabajadas por esclavos negros. Sus productos principales eran el tabaco y posteriormente el algodón. Casi no había blancos pobres en el sur, porque éstos emigraban al oeste y se establecían como campesinos independientes. El norte necesitaba para su progreso un mercado más amplio que no podía ser constituido por los esclavos. Las malas condiciones en que vivían los esclavos dieron lugar a una fuerte corriente a favor de su liberación.

En 1860 triunfa el reorganizado partido republicano, con Abraham Lincoln como candidato presidencial. Este era de origen humilde y nunca perdió su contacto con el pueblo. Había sido una de las personas que protestaron por la guerra de agresión contra México. 
Abraham Lincoln 

Su programa establecía que los nuevos Estados que se formaran ya no fueran esclavistas; prohibía la trata de negros; todos los hijos que nacieran de ahí en adelante serían considerados libres. Esto significaba la exterminación paulatina de la esclavitud.   
Ante la elección de Lincoln, los estados del sur proclaman la secesión (separación) de la unión, pero Lincoln declara que Estados Unidos es indivisible.  

El desarrollo de la lucha


La zona gris son los estados del sur, los confederados.

El norte tenía mayor población y una industria más desarrollada que el sur, que era casi exclusivamente agrícola pero que disponía de un ejército mejor adiestrado. 

Al principio, los esclavistas, bajo la dirección del hábil general Lee, obtienen algunas victorias. Hay varias batallas navales y el norte logra bloquear los puertos marítimos del sur. Poco a poco el norte se va imponiendo. 



Entre las batallas más importantes está la de Gettysburg, en que el Ejército de la Unión (norte) detiene un avance de los confederados (sur).  El general Grant, jefe de los ejércitos del norte, envía a Sherman que logra cortar el sur en dos y llegar al mar. Es una campaña sumamente cruel, con gran destrucción de bienes. En 1865, el general Lee se ve obligado a rendirse con las pocas tropas que le quedan. 

Consecuencias 

Dos años después de iniciada la Guerra Civil, el presidente Lincoln decreta la libertad de todos los esclavos de los estados sublevados y obtiene un importante apoyo de estos libertos para sus tropas. Después se añadió un artículo a la constitución, prohibiendo definitivamente la esclavitud. El sur se reconstruye, aunque después de algún tiempo los antiguos esclavistas logran imponer un sistema de discriminación racial, que ha evitado hasta hoy que los negros puedan gozar totalmente de sus derechos democráticos. 

El propio esfuerzo de guerra hace que el norte se industrialice más. Se construye el primer ferrocarril transcontinental. Después de su derrota, también en el sur se introducen con más extensión los sistemas modernos de producción. 

Lincoln es reelecto en 1865, pero es asesinado pocos días después, ya terminada la guerra civil, por un partido fanático del sur. Sin embargo, su obra ya estaba realizada. Lincoln fue uno de los grandes demócratas de Estados Unidos de América. A él se debe la definición de la democracia como "el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo"


Bibliografía 
Brom, Juan (2007) Esbozo de historia universal. México: Grijalbo.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Entradas relacionadas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...