jueves, 2 de febrero de 2012

El peinado en la Era Tudor

Durante la Era Tudor, las mujeres llevaban el pelo largo. Sin embargo, el cabello tenia que estar oculto por lo general bajo un tocado o una capucha. Solamente las muchachas solteras podían traer el cabello suelto, mientras que una mujer casada llevaba el pelo recogido o escondido debajo de su tocado. Aunque se hicieron algunas excepciones a esta practica de ocultar el cabello. Por ejemplo, en coronación y bodas, las mujeres tenían permitido mostrar su cabello largo y suelto. Tal como en el caso de Ana Bolena en su coronación y también en la de la reina Isabel I. 
La cabellera larga de una joven era visto como un signo de virginidad. Las novias adornaban su cabello con flores frescas. La frente y los lados del cabello recibían gran atención  ya que era el area que mas se mostraba. Una frente alta era visto como signo de belleza y en ocasiones el cabello era arrancado desde el cuero cabelludo para lograrlo.  

¿Lacio o rizado? 
En la corte de los Tudor el cabello lacio era el mas predilecto, muy utilizado por Ana Bolena. Sin embargo esto cambio durante la Era Isabelina, y el cabello rizado se puso de moda, muy utilizado por la reina Isabel para hacerse complicados peinados. Las Damas Isabelinas llevaban joyas en el cabello o recogido en una redecilla. 






El color de cabello
Al igual que en la Edad Media, el ideal de belleza era una mujer de cabello rubio, labios rojos y tez blanca como la nieve. La reina Isabel logro esta imagen ideal mediante el uso de maquillaje blanco, y su cabello era rojo. Muchos en la nobleza quisieron imitar el cabello rojo de Isabel, y se teñían el cabello con hena. El pelo rubio también fue codiciando y se teñían el cabello con una mezcla de azafran, semillas de comino, la celidonia y el aceite. Las pelucas también fueron muy utilizadas en la Era Tudor e Isabelina. 


Tocados

Las capuchas triangulares era una prenda  que fue popular entre 1480 y 1540 aproximadamente.

Inspirada por el arco de cinco puntas de la arquitectura gótica tardía, enmarcaba el rostro y ocultaba por completo los cabellos. 

Las capuchas triangulares se hacían con varias capas de terciopelo forrado con seda y adornado con suntuosos  bordados y orfebrería, y sujetado con alfileres decorativos. Jane Seymour (la imagen de abajo) fue muy adepta a este tocado. 






Sin embargo, entre 1520, las damas comenzaron a utilizar la capucha francesa, introducida por Ana Bolena.

 La capucha francesa constituía en una pieza con forma de media luna, confeccionada con los mismos materiales que la capucha triangular, y se llevaba en la parte superior de la cabeza, dejando los cabellos al descubierto y formando un moño.Un velo de color negro colgaba sobre la espalda. La capucha francesa superaba a la triangular en popularidad. Curiosamente, Jane Seymour prohibio este tocado durante su reinado, y regreso al momento de su muerte. A parte de Ana Bolena (imagen de abajo) tambien fue utilizada esta prenda por Catalina Howard (segunda imagen) y Catalina Parr (tercera imagen). 











Fuentes:

2 comentarios:

  1. Personalmente, prefiero el cabello sencillo lacio y sin mucha elaboracion como el de Ana Bolena, me parece que se veia totalmente hermosa y elegante. Al contrario de su hija Isabel, no se puede negar que tenia buen gusto para la moda pero no se como soportaba estar con todas esas cosas encima, parece incomoda con todo ese material innecesario sobre su cuerpo, cabeza, cuellos, hombros...

    ResponderEliminar
  2. lo que pasa con la hija de ana bolena y todo lo que se cuelga es porque ella intentó imponer ambas religiones porque se lo había prometido a su hermana Mary.

    ResponderEliminar


Entradas relacionadas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...