domingo, 15 de julio de 2018

Reseña: La edad de la inocencia (Edith Wharton)

Spoilers
Tenía once años cuando leí este libro por primera vez. Lo compre el mismo día que Orgullo y prejuicio, y ambos al azar (mi madre me dijo que llevara dos y escogí los que parecieran más interesantes). Y resulto que me lleve dos joyas literarias. Sin embargo, al principio, La edad de la inocencia no me produjo una muy grata impresión. 


Para empezar, me resultaron antipáticos los personajes de Newland Archer y Ellen Olenska. A uno por egoísta y la otra por entrometida. Lo leí por segunda vez y no terminaba de gustarme esta historia de amor. En fin, lo guarde en mi librero y no lo volví a tocar, hasta siete años después. 

Al leerlo de nuevo, mi perspectiva respecto a los personajes cambio bastante. El contraste entre Ellen y May es significativo. La primera es un ser espontáneo, sensible y genuinamente gentil. La otra es una joven reprimida que esconde su hipocresía tras una máscara de pureza. Es sorprendente la forma en que May consigue sus propósitos sin revelar ni una pizca de vileza. Irónicamente (pues contrario al título del libro), ella es todo, menos inocente. Siempre supo de los sentimientos que su marido albergaba por Ellen y, con tal de vivir acorde a lo que la sociedad dictaba, prefirió compartir lecho con un hombre que anhelaba a otra. Es por ello que se apresura a comunicarle sobre su embarazo a su prima Ellen, para que ésta le dejara el camino libre marchándose a Europa. Cuando Archer se dispone a hablar con May acerca de dejarla y seguir a Olenska, ésta lo interrumpe y le da la noticia del embarazo. Es un momento clave en la historia, pues Archer decide renunciar al amor de su vida por el bien de su hijo. 

Adaptación cinematográfica del libro 

Es una historia triste, bellamente escrita, que narra con detalle las convenciones que imperaban en Nueva York durante la década de 1870. En medio de las rigurosas normas sociales y morales de la época, surge un romance condenado a fracasar. Así es, pues a pesar de estar harto de las convenciones, Archer termina cediendo ante ellas. La misma Ellen renuncia a su amorío. 

Recomiendo este libro, sin duda. El inicio es lento y algunas descripciones se prolongan demasiado, pero vale la pena.

jueves, 24 de mayo de 2018

Mi opinión sobre 13 Reasons Why

Alerta de spoiler
Hace tiempo vi la primera temporada de 13 Reasons Why. La serie esta bien hecha y me hizo pensar muchas cosas. Tuve mis dudas al publicar esta opinión, ya que la serie es popular y el tema muy delicado. Se habla acerca del bullying y el suicidio en los jóvenes. ¿Recomendaría esta serie? Francamente, también tengo mis dudas. 13 Reasons Why tiende a idealizar el suicidio y se presta a una mala interpretación de la trama, especialmente por personas con problemas de depresión. La historia es sobre Hannah Baker, una chica de preparatoria que se suicida tras haber sufrido de acoso.


De eso nos damos cuenta desde el primer episodio y podrían pensar que ya no hay nada que ver, ya sabemos que la joven se ha suicidado. Sin embargo, no termina ahí, pues Hannah dejo trece cintas en las que narra las razones por las que se suicido y a las personas involucradas. La intriga reside en descubrir cuáles fueron esas trece razones, esas personas que aparentemente arrastraron a Hannah hacia la muerte. Son las cintas las que enganchan al espectador. Pensamos "algo muy fuerte le han de haber hecho para que decidiera acabar con su vida". 

Y este es uno de los motivos de mi decepción. Entre las 13 razones, solo 3 son motivos graves. El resto son situaciones que el 95% de las personas en el mundo ha experimentado. No cabe duda que el bullying es un cáncer que debe ser erradicado en las escuelas, pero es mucho más serio y cruel que lo que se muestra en la serie. La serie pretende que creamos que el suicidio de una persona castiga a quienes le hicieron daño, pero la realidad es que los únicos castigados son la familia y los verdaderos amigos. Pues bien, la mayoría de las razones de Hannah Baker son tan absurdas, que hasta resultan una ofensa a las víctimas reales del bullying.

Hannah Baker es hermosa, inteligente, amada por sus padres y con facilidad para hacer amigos. A pesar de eso, se victimiza constantemente, desprecia a quienes la tratan bien y trae la autoestima por los suelos. Y se queja de quienes "la decepcionaron". Vamos, chica, si no eres el centro del universo. Cada quien tiene sus propios problemas. Además lo que hizo con Jessica..., si bien es cierto que ya no era su amiga, prestarse como encubridora de Bryce, quien después le hizo lo mismo a ella. Yo sé que no tiene nada de sentido que Hannah asistiera a la fiesta del violador de su ex amiga, pues se supone que en ese punto de la historia, Hannah ya debía despreciar lo suficiente a Bryce como para no querer ni verlo (en el caso de permanecer con su actitud cobarde y no denunciarlo por lo que paso con Jessica). Pero una persona me comento que, en el libro, la fiesta era de Courtney y Bryce cometió el delito cuando éstos se quedaron a solas. 

Un defecto de esta serie es que hay demasiado relleno. Clay me pareció un personaje insoportable, ya que contribuye a que el ritmo sea lento. Roba bastantes minutos lamentándose y culpándose por algo que no estaba en sus manos, como la enfermedad mental de Hannah. La banda sonora no es mala, pero es fácil de olvidar.

Uno de los aciertos de 13 Reasons Why es que se aleja del típico grupo de populares bravucones que pasa la mayor parte de su tiempo fastidiando a la víctima. Eso es algo que no me gusta de las muchas películas sobre el bullying, que los acosadores son retratados como un conjunto y no como individuos, cada uno con sus particularidades. Las películas han establecido el estereotipo de que solo los niños ricos, mimados e irresponsables pueden ser agresores. También el estudiante aplicado, la compañera amable y líder de las actividades escolares pueden convertirse en la pesadilla de una persona. Hasta un paria social, que sufre más agresiones que la misma Hannah, puede ser víctima y acosador a la vez.



Algo que para mí no tiene sentido en la trama es que Hannah haya preferido recurrir al apoyo de cualquiera (incluso el consejero escolar), excepto sus propios padres. Por lo regular, cuando un chico es intimidado y se niega a hablar de ello con sus padres, es porque la familia presenta problemas (drogas, violencia, indiferencia, etcétera). Pero en el caso de los Baker, son la familia perfecta, amorosa y comprensiva. No veo razón para que Hannah no quisiera hablar con ellos. Por otro lado, no se observa que Hannah sufra de un aislamiento social, sino que ella misma se aleja de las personas. Ella contaba con la amistad de Clay, a quien nunca valoro, Sheri Holland (sin tomar en cuenta su cinta), Skye Miller, Jeff Atkins, Tony y Zach eran personas que fueron o intentaron ser amables con Hannah, pero ella nunca les dio la oportunidad. 

Por más que lo recalquen en la serie, yo no estoy de acuerdo con su premisa de que hay culpables detrás del suicidio de alguien. Hay gente malvada, de eso no cabe duda, y deberían recibir lo que se merecen. Pero la decisión de afrontar los problemas y lidiar con quienes nos hacen daño de forma madura, está en nosotros. 

Luego comentare sobre la segunda temporada. 

domingo, 15 de abril de 2018

Enigmas del Titanic

Se cumplen 106 años desde el hundimiento del barco más famoso de la historia, el RMS Titanic. Es por ello que iniciare este artículo acerca la historia y tragedia del transatlántico británico.

Antecedentes
El Titanic empezó a construirse el 31 de marzo de 1909 mediante la orden de construcción número 401 en el astillero Harland and Wolff de la ciudad de Belfast. Pertenecía a la compañía de buques, White Star Line, cuyo presidente era Joseph Bruce Ismay, y se hallaba en competencia con la compañía Cunard Line. Se construyeron tres buques grandes y lujosos, de nombres inspirados en la mitología griega: Olympic, Titanic y Gigantic (después llamado Britannic).

Eran necesarios 20 caballos en tierra firme para halar cada una de las tres anclas del Titanic, cuyo peso individual era de 15 toneladas y media. Para engrasar los rieles por los que el Titanic se deslizó hacia el mar fueron usadas 23 toneladas de sebo, aceite y jabón. El banquero estadounidense J.P Morgan había invertido 1.500.000 de libras esterlinas de la época para su construcción. Poseía 269 metros de eslora (largo) y 28.2 metros de manga (ancho). No fue construido para destacar en velocidad, pero, durante su breve existencia, fue el más grande del mundo. 

Se emplearon unos diez meses en completar el interior: maquinaria, acabado de decoraciones, etcétera. Sólo tres de las cuatro chimeneas del barco eran funcionales; la cuarta estaba destinada a la ventilación y fue añadida por motivos estéticos. El coste total de la construcción del Titanic: 7,5 millones de dólares de la época, unos 170 millones de dólares de la actualidad o 130 millones de euros al cambio, ajustado todo ello a la inflación.

Viaje inaugural
Contrario a la creencia popular, la fama del Titanic no era tan significativa en el momento de su partida. La leyenda del tristemente célebre transatlántico comenzó tras su naufragio. El Titanic zarpó de Southampton, Inglaterra, el 10 de abril de 1912. Antes de salir del puerto, el Titanic estuvo a punto de chocar contra el New York. "La colisión se evitó por sólo 2 pies (61 centímetros), algo que obviamente es indicativo del desastre que se preparaba", aseguró Tim Maltin. Se dirigía a Nueva York, Estados Unidos. Cruzó el Canal de la Mancha e hizo escala en Francia (Cherburgo) y en Irlanda (Queenstown).



El barco consumía alrededor de 600 toneladas de carbón. El capitán Edward John Smith estaba al mando (también comandó el Olympic), quien esperaba fuese su último viaje, ya que pensaba jubilarse.

La división de clases en el Titanic
Ya sea en tierra o en el mar, las diferencias entre clases sociales se hacían patentes e imprescindibles. Era una sociedad en la que cada quien debía tener presente cual era su lugar. Ni siquiera en las últimas y angustiosas horas del Titanic logró quebrarse esta barrera.

Primera clase

Disfrutaron de todo el lujo y comodidad del transatlántico. Contaban con piscina, baños turcos, gimnasio, biblioteca, proyector de películas, restaurantes, tres ascensores y elegantes camarotes. Había una sala de fumadores para los caballeros (si una mujer fumaba, debía hacerlo en privado). Tenían a disposición la estación de telegrafía. Eran los únicos pasajeros que podían llevar mascotas y eran paseados por dos miembros de la tripulación. Las escaleras principales estaban rematadas por una cúpula de cristal que permitía el paso de la luz natural. 


Estas escaleras pertenecían al Olympic, cuyo interior era idéntico al del Titanic


Sala de fumadores de primera clase

Varios salones fueron decorados temáticamente para reflejar diferentes periodos y movimientos como Luís XV, el jacobiano, victoriano y renacentista. Los solteros no eran separados según su género, como en la tercera clase, pues de ellos se esperaba el máximo decoro.
¿Cuánto costaba un billete de primera clase? Un billete en primera clase del Titanic tenía un precio de 4.350 dólares. El camarote de Charlotte Drake Cardeza, una sobreviviente, consistía en una suite de tres habitaciones, dos dormitorios, una sala de estar, dos vestidores y un baño. Contaba con un balcón privado. El menú de primera clase incluía ostras, cordero, salmón y pato.

Segunda clase
Esta es la categoría que menos se menciona cuando se trata del Titanic. Se habla de los privilegiados de la primera clase y los desafortunados de la tercera. Pero, ¿qué tan cerca estaba la segunda clase del pasaje más adinerado del transatlántico? 



Sala de fumadores para segunda clase.

La segunda clase contaba con un ascensor de marca Otis y un comedor casi tan grande como el de primera, de igual forma, con platillos casi tan exquisitos. No podían llevar mascotas, pero podían recibir primeros auxilios, un privilegio en común con la primera clase. Su lujo rivalizaba con las instalaciones de primera clase de cualquier otro buque de la época. La orquesta, célebre por tocar mientras el Titanic se hundía, eran pasajeros de segunda. El boleto costaba 1.750 dólares.

Tercera clase
Es verdad que la tercera clase fue la más desafortunada en el momento del naufragio. Pero en el momento de zarpar, los pasajeros de esta categoría podían considerarse afortunados. Las instalaciones eran, por mucho, mejores que las de muchos barcos. A fin de cuentas, resultaba más rentable para la compañía un pasaje de tercera, que no demandaba demasiado, en comparación con las comodidades exigidas por la clase alta. 

Salón de tercera clase


Del lado de la proa se alojaban los hombres solteros y en la sección de la popa las mujeres solteras y las familias. Solo había dos baños para los pasajeros de esta clase. No contaban con elevador, por lo que tenían que conformarse con las escaleras. El boleto podía llegar a costar 30 dólares.

Hundimiento 
Una serie de circunstancias desfavorables, o más bien, una cadena de negligencia, arrastró al Titanic hacia su desgracia. Por principio de cuentas, la tripulación recibió múltiples advertencias de icebergs. Además, un capitán experimentado como Edward Smith debía conocer los riesgos de tal ruta.  

El capitán Edward John Smith

El barco contaba con un telégrafo marca Marconi, el cual estaba a cargo de Jack Phillips y su asistente, Harold Bried. Alrededor de las 9:00 del 14 de abril, el Titanic recibió un informe de icebergs por parte del Caronia. En el transcurso de la tarde, el Baltic, propiedad de White Star Line, envió un mensaje a la 1:40 pm acerca de la presencia de icebergs en latitud 41.51 norte, longitud 49.52 oeste. El Amerika y el Noordam también se comunicaron. Esa tarde, Phillips se encontraba muy ocupado enviando mensajes de los pasajeros hacia Cape Race, pues se le habían acumulado del día anterior, cuando el aparato se dañó. Phillips recibió mensajes del barco de vapor Mesaba, que también ignoró. 

A las 23:00, Phillips fue interrumpido de nuevo por Cyril Evans, el operador del SS Californian, reportando habían sido detenidos y rodeados por el hielo. Para ese entonces, Phillips ya estaba muy irritado, por lo que respondió descortésmente al operador del Californian: "Cállese, cállese, estoy trabajando con Cape Race". A las 23:30, Evans apagó el aparato y se fue a dormir. El trato poco cordial entre Phillips y Evans resultó fatal para las personas del Titanic, ya que, a las 23:40, el transatlántico chocaría contra el iceberg.  
Frederick Fleet fue el primer vigía que divisó el iceberg y dio aviso de éste. Hay cierta controversia respecto a los vigías, pues Fleet testificó que de haber tenido binoculares (que no le fueron provistos), habría visto el iceberg mucho antes. 

El Titanic chocó contra el iceberg por el lado de estribor el 14 de abril de 1912. Se calcula que si el Titanic no hubiese llevado las puertas estancas diseñadas por el ingeniero Thomas Andrews y que aislaron los diferentes compartimentos, se hubiera hundido en tan solo media hora. El primer oficial, William Murdoch, estaba al mando del buque mientras el capitán descansaba. La película de Cameron me parece una joya, pero la única mancha que le veo es la representación que se hizo del oficial Murdoch, siendo que gracias a él se salvaron muchas personas. 

Posición de los barcos

El Californian, que estaba a menos de 20 millas del lugar, no captó los mensajes de SOS que enviaban los telegrafistas del Titanic, aunque el vigía si vio las bengalas blancas.  A las 23:30, la tripulación del Californian intentó comunicarse por medio del código Morse, sin obtener respuesta. Ese era el buque más cercano al lugar del desastre, pero el único que respondió al llamado de socorro fue el RMS Carpathia, que se encontraba a 58 millas de distancia y tardaría cuatro horas en llegar (a pesar de que iba a máxima velocidad). El Carpathia era propiedad de Cunard Line, la empresa rival de White Star Line. El Olympic estaba demasiado lejos para acudir al rescate de su gemelo.

Más tarde, el capitán Lord del Californian, con tal de limpiar su imagen, alegó que había visto un tercer barco más cerca del Titanic. De ser cierta cierta la teoría del tercer barco, se ha sugerido que éste pudo ser el Samson, un velero que cazaba focas furtivamente. Sin embargo, recientemente se descubrió que el Samson estuvo en Islandia el 6 de abril de 1912, por lo que es improbable que estuviese en el lugar del naufragio.

A pesar de la eficiencia de las puertas, el Titanic cedió ante el océano Atlántico a las 2:20 de la madrugada del 15 de abril, después de dos horas y 40 minutos del choque. Hubo sobrevivientes que afirmaron que el barco se había hundido en una pieza, mientras que otros se percataron de que se había partido en dos. Años después se comprobó que, efectivamente, el barco se había partido cerca de la tercera chimenea, pero casi debajo del agua, razón por la cual no todos los pasajeros lo notaron. 

Según una expedición de History Channel por medio del barco ruso Keldish en 2005, el barco no se levantó 45° grados sobre el nivel del mar, sino 11°.
Murieron 1517 personas por ahogamiento e hipotermia. De 2223 pasajeros y miembros de tripulación, sólo 706 personas habían sobrevivido. Las normas de seguridad de la época contribuyeron a la tragedia, ya que no se exigía que hubiese botes suficientes para todos los que iban a bordo. Sólo había botes salvavidas para 1178 pasajeros. Era el peso del barco lo que determinaba el número de botes, no el número de pasajeros. Aparte, en el momento de abandonar el barco, la mayoría de los botes no iban llenos. Había unos que no transportaban ni la mitad de su capacidad. La evacuación del Titanic fue retrasada, ya que la tripulación no estaba lo suficientemente capacitada.


White Star Line tuvo que pagar 3.500.000 libras esterlinas en compensación por las vidas y los bienes perdidos. La noticia del hundimiento del barco más grande y lujoso conmocionó al mundo. Y aún más a la enlutada Southampton, ya que, la mayoría de los miembros de la tripulación provenían de esa ciudad. 

Mitos sobre el Titanic

1. El insumergible
Este es, probablemente, el mito más extendido sobre el famoso transatlántico. En la película de Cameron se menciona repetidamente. En realidad, la empresa nunca declaró que el barco fuese imposible de hundir. Fue algo que se menciono después del hundimiento, para mayor sensacionalismo.  

2. El Titanic trataba de batir un récord de velocidad
White Star Line no pretendía construir el transatlántico más veloz. La compañía rival, Cunard Line, los superaba en este aspecto. Fue construido para ser el más lujoso y grande. Aunque es verdad que una pasajera de primera clase, Elizabeth Lines, escuchó una conversación entre Bruce Ismay y el capitán Smith acerca de mantener la velocidad del Titanic. Los horarios no dejaban de ser una prioridad.

3. El primer barco en usar la señal SOS
Eso no es verdad, hubo otros barcos que utilizaron esta señal antes que el Titanic. SOS significa "save our souls", que era más fácil de reconocer en Morse. Aunque esta señal raramente fue usada por los operadores británicos, que preferían el CQD.

4. Los pasajeros de tercera clase fueron retenidos
Si existían rejas que separaban a los pasajeros de tercera clase de los demás, pero por motivo del cumplimiento de las leyes de inmigración de Estados Unidos. Fue la clase que más decesos registró. Pudo ser debido a que la sección de tercera clase estaba más lejos del acceso a la cubierta de botes. 
Otra dificultad en el momento de su evacuación fue la barrera del idioma, ya que muchos de tercera clase eran inmigrantes no angloparlantes que no pudieron entender las instrucciones de la tripulación, que sólo hablaba inglés. 





Fuentes:
Valencia, J. A. (2012) “Titanic: 100 años después, conozca los 100 datos curiosos de un naufragio histórico”, El País.
SobreHistoria
National Geographic
Traveler
La Nueva España

Loading...
Loading...

miércoles, 21 de marzo de 2018

El machismo en Cincuenta Sombras de Grey

Leí muchos comentarios acerca del machismo que impera en la obra de E. L. James. Pero como no me gusta juzgar sin conocer, me dispuse a leer la trilogía. Después de leerlos y ver la película, me di cuenta de que las adaptaciones cinematográficas se quedan cortas. Dude un poco en tratar el asunto en este blog, con eso de que ahora esta de moda satanizar el feminismo o acusar de "feminazi" a quien haga cualquier mención respecto al sexismo. Y realmente pienso que no todas las feministas deben ser metidas en el mismo saco; es verdad que hay feministas radicales (a las que llamaría más bien hembristas, porque creo que el hembrismo es un feminismo distorsionado o extremista), cuya postura me desagrada mucho, pero hay muchas que si merecen respeto, ya que buscan igualdad tanto para hombres como mujeres. 

Bien, ahora empezaremos con la afamada trilogía. Por principio de cuentas, la trama no es muy compleja que digamos (incluso es un tema que ha sido tratado en otros libros). En resumen, una inocente y poco experimentada mujer, Anastasia Steele, inicia un romance con un multimillonario y atractivo joven aficionado al BDSM (Bondage y Disciplina; Dominación y Sumisión; Sadismo y Masoquismo). Sé que los gustos en el plano sexual son muy variados, pero esa no es la cuestión, sino el hecho de que esa relación amo-sumisa no se limita al lecho. 

Anastasia es una mujer introvertida, de carácter débil y con la autoestima por los suelos. Para ella, Christian Grey esta por encima de ella, no lo merece y jamás estará a su altura. Y el protagonista masculino no es el único que hace lo que quiere con ella: permite que cualquiera la manipule (principalmente los hombres).

Segundo libro
Aquí tenemos a una chica sin el carácter suficiente para hacer frente a un jefe que, evidentemente, la esta acosando. Luego recibe un e-mail de Christian, quien no puede dejar de monitorearla ni siquiera en horas de trabajo.

Se percata de que su ex novio ha estado revisando sus correos, a lo cual reacciona resignada. Ante semejante nivel de acoso, cualquiera estaría agradecido por haberse desligado de una pareja asfixiante. He visto en Facebook muchas cuentas compartidas entre novios, algo que me parece poco sano. Cada persona necesita su espacio personal y privacidad.  


Tercer libro


Ahora resulta que su esposa es una posesión que no quiere compartir por más tiempo. 

Por supuesto. Cúbrete, mujer, porque de lo contrario, serías la única responsable de lo que te pueda pasar. Esto me recuerda mucho a lo que denominan cultura de la violación, cuando se culpa a la víctima de la agresión que acaba de sufrir. 



Por principio de cuentas, la acosa en su trabajo e interrumpe su jornada laboral (como ella misma reconoce), todo para reprocharle el hecho de que no se cambie el apellido Steele en el ámbito profesional. Grey le explica el motivo: "Quiero que todo el mundo sepa que eres mía". Ella le explica que intenta establecer una carrera sin tener que colgarse del prestigioso apellido de su marido, pues ama su profesión. Grey procede al chantaje emocional, con lo cual Anastasia termina cediendo. 
Por favor, chicos, si sus parejas intentan interferir en sus aspiraciones, TERMINEN ESA RELACIÓN. Sera una de tantas manipulaciones. 


En una relación enfermiza nunca falta la pareja que busca alejarte de tus amigos (especialmente si son del sexo opuesto). Aquí vemos a una mujer que, por más que diga que Christian es hermoso y demás, le teme a su marido. Nunca sabe como va a reaccionar y teme disgustarlo. Tiene que pedirle permiso para todo.

En este capítulo, después de que Anastasia desobedece a su marido al irse a beber una copa con su amiga, Grey utiliza el acto sexual para castigarla. He escuchado más casos donde la mujer priva a su pareja de las relaciones sexuales como forma de castigo, pero no sin importar el género, en este libro también se da. 

Aquí es donde llegamos al colmo del tercer libro, un ejemplo de amor verdadero donde el hombre achaca toda la responsabilidad de un embarazo a su pareja. La acusa de haberse embarazado a propósito, de que es una estúpida por olvidar las inyecciones y que ahora tendrán que lidiar con niños.  Luego de su rabieta, Grey se va de la casa, dejando a su esposa sola y en un mar de lágrimas. Tiempo después, cuando intenta explicar a Anastasia el motivo de su estallido de mal genio, dice que se debe a su temor de que ella ame al niño más de lo que ama a su marido.  

Conclusión
He incluido estos ejemplos por hoy. Si incluyera todos los fragmentos machistas de este libro, me tomaría por lo menos cinco entradas. Es preocupante la cantidad de seguidores que tiene esta historia, más cuando se trata de adolescentes que pueden pensar que así es como debe ser una relación. Hace tiempo se hizo una encuesta en el estado donde vivo, el cual ocupaba el primer lugar en violencia en el noviazgo, en la que el 54% de las mujeres declaro haber sufrido algún tipo de violencia en su relación. 

martes, 13 de marzo de 2018

Reseña: Trilogía de "Los Reyes Católicos" (Jean Plaidy)

CASTILLA PARA ISABEL
El primer libro se centra en la infancia y adolescencia de la futura Isabel la Católica. Vive en Arévalo junto a su hermano Alfonso bajo el cuidado de su madre, Isabel de Avís. La madre de la infanta Isabel es una mujer ansiosa de poder y mentalmente inestable. La historia se aleja del sobrio hogar en Arévalo para narrarnos la situación en la corte de Enrique IV. Se le describe como un rey excéntrico, hedonista, débil y aficionado a lo morisco. Se da a entender que es más despreocupado que débil de carácter, al punto de darle igual si la pequeña Juana es su hija o no. Por muy infiel que fuese el rey, jamás hubiese perdonado a una esposa que sobrepasara el límite del amor cortés con los caballeros del palacio. Eso fue algo que me pareció extraño en esta ficción histórica. 



No ha podido engendrar un hijo con su esposa, Blanca de Navarra, por lo que ésta es reemplazada por una infanta portuguesa, Juana de Avís. Es descrita como una reina frívola, despreocupada, vanidosa y un tanto imprudente. Se nos presenta como una mujer que se desligo de sus deberes para entregarse a los placeres, aunque siento que se pudo haber profundizado más en el personaje.  


Respecto a la legitimidad de Juana la Beltraneja, la autora no deja mucho a la imaginación (como ocurrió en la serie Isabel), de buenas a primeras nos la presenta como el fruto del adulterio. 

La historia esta bien redactada. Lo malo es que, ocasiones importantes como el Tratado de los Toros de Guisando son narradas con demasiada brevedad. Por otro lado, me gusto que se mencionara a Juana Enríquez y su papel en el proyecto matrimonial de Fernando e Isabel. Las apariciones de Juan Pacheco me parecieron breves y escuetas, pero las del arzobispo Carrillo estuvieron bien logradas. Isabel es descrita como una joven tenaz y piadosa, aunque me percate de que la autora la hace ver también como una persona obsesiva (con la locura de su madre y la idealización de Fernando).   



LAS HIJAS DE ESPAÑA

Las hijas de España pertenece a la trilogía de "Los Reyes Católicos", siendo la tercera y última parte. Aunque el primer libro se titula "Castilla para Isabel", yo empecé por el último. Como mencione en otra entrada (en la reseña de "una rosa sin espinas" o "la dama de la Torre"), a Jean Plaidy le sale mejor la narración en tercera persona. Francamente, se percibe la enorme diferencia entre esta trilogía y la serie de las reinas Tudor. 


La narración es en tercera persona, sencilla y fluida la mayor parte del tiempo. El libro esta redactado con mayor naturalidad (comparado con "la dama de la Torre"). En ocasiones la autora se sumerge en los pensamientos de algunos de los personajes, pero son breves y atinados.  

Algo que no me gusto fue la descripción sobre el rey Fernando. La autora no lo baja de codicioso. El personaje de Juana la Loca no esta bien  construido: es una loca, como su abuela materna, y ya. Lo cual fue un error, ya que Juana fue un personaje más complejo de lo que nos muestra la novela.

Se hace un breve repaso de las vidas de los hijos de Isabel y Fernando. La pena de Isabel, princesa viuda de Portugal, por su esposo muerto; el carácter errático de Juana, la archiduquesa de Austria; las aprensiones de Catalina por su futuro incierto en Inglaterra; y la efímera felicidad del príncipe Juan. La infanta María casi no es mencionada, más que como la hija poco interesante que servirá de repuesto en caso de fallar alguna alianza matrimonial. 

La infanta Isabel es presentada como una mujer con remordimientos ante el destierro de los judíos en Portugal (aunque la historia dice que ella misma puso esa condición). Y Juana realmente esta enajenada, ya que en ningún momento se le muestra como víctima de una conspiración política (lo cual es frecuente en las novelas sobre ella). Respecto a Catalina, sólo puedo quejarme por el hecho de que no se ahondara más en la relación con su primer esposo. 

La evolución en los personajes de Fernando e Isabel es evidente respecto a los libros anteriores. Mientras que Isabel decae y se ablanda debido a las tragedias familiares, en ocasiones, imponiéndose la madre ante la soberana, Fernando parece más duro y ambicioso.   

Es un libro que recomiendo, especialmente si buscas una lectura ágil. Y, a la vez, conocer un poco sobre los Reyes Católicos.  
   

lunes, 12 de marzo de 2018

Reseña: Cumbres Borrascosas de Emily Brontë

Esta reseña puede contener spoilers
Hace poco tiempo saque un libro de la biblioteca de mi universidad. Había escuchado hablar de Cumbres Borrascosas, pero entre el estudio y otros pendientes no había tenido tiempo para leerlo. Un punto a favor de este libro es que el inicio engancha; el ambiente en la finca es tan sombrío y pesado que incita a seguir leyendo para averiguar el motivo. 


La historia comienza con el señor Lockwood, quien llega a Cumbres Borrascosas para tratar con el señor Heathcliff el alquiler de la Granja de los Tordos. Lockwood no pretende ser un personaje interesante, pero cumple su función de oyente de la historia narrada por Nelly Dean. Heathcliff, el propietario, es un sujeto desagradable y amargado. Durante una tormenta, Lockwood se ve obligado a pasar la noche en Cumbres, donde tiene pesadillas sobre un espíritu llamado Catherine Linton.

Heathcliff, el protagonista masculino, me produjo sentimientos encontrados. En un principio despierta antipatía, pero cuando Nelly se remonta al pasado, inspira un poco de lástima y hace pensar que Hindley Earnshaw fue quien creo al monstruo. Catherine Earnshaw, la protagonista, no despertó en mí ni un poco de simpatía. Es caprichosa, egocéntrica y manipuladora; incluso las escenas donde sufre provocan cierta alegría (de tan mala que es). Lo único que llama mi atención es su obsesiva pasión por Heathcliff. Respecto a Edgar Linton, no sabía si sentir agrado o lástima por él. Es un pobre ingenuo que no se percata de que su mujer no lo quiere ni un poco. Es un buen sujeto, pero termina convertido en el monigote de Catherine.

Ahora Isabella Linton, la hermana de Edgar. No soy de los que opinan que fue muy ingenua al creer en Heathcliff, ya que, no se le puede culpar por haber desconfiado de una mujer tan manipuladora como Catherine. En el libro se menciona que Catherine tuvo a los Linton comiendo de su mano por muchos años. La desgracia de Isabella fue liberarse de la tiranía de su cuñada cuando menos le convenía. El trato que le dispensó Heathcliff fue lo que más odie del protagonista masculino. Ni siquiera sus ganas de venganza contra los Earnshaw me parecieron tan desagradables, siendo el odio lo único que aprendió en Cumbres. 
Catherine Linton no es un personaje tan irritante como su madre, ya que la amargura de ella radica en el maltrato sufrido en la finca de su suegro. Hubo momentos en los que se me antojaba hacer a un lado el libro por lo odiosos que resultaban algunos personajes, hasta que pensé: "cuan hábil es Emily Brontë para trazar la personalidad de sus personajes".

Lo mejor: El amor obsesivo entre Catherine y Heathcliff, como trasciende incluso después de la muerte.
Lo peor: Me pareció que a partir de la trama del enamoramiento entre Linton y Catherine la narración decayó un poco. Y el matrimonio entre ésta y Hareton me pareció muy forzado. Por algo no lo incluyen en la mayoría de las adaptaciones. 


Entradas relacionadas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...